Un agente de la Guardia Civil agredido en Galapagar cuando estaba fuera de servicio

Ante la agresión que sufrió un agente de la Guardia Civil mientras disfrutaba de su tiempo libre el día de fin de año, fuentes del Ayuntamiento de Galapagar han condenado el altercado rotundamente y han indicado que se trata de un hecho puntual. En este sentido, han subrayado que el municipio es un lugar seguro en el que el índice de criminalidad ha descendido más de un 50% en los últimos años.

249
Un agente de la Guardia Civil agredido en Galapagar cuando estaba fuera de servicio.

El pasado 31 de diciembre, día de Nochevieja, un agente de la Guardia Civil fue agredido en el barrio de San Gregorio del municipio galapagueño mientras disfrutaba de su tiempo de ocio en una terraza. Al parecer, y según han informado varios medios nacionales, un par de delincuentes se acercaron al civil, de 33 años, y empezaron a golpearle. El efectivo estaba fuera de servicio y acompañado de su mujer embarazada de siete meses.

Según relatan los medios consultados, los jóvenes delincuentes, con edades comprendidas entre los 30 y 35 años, reconocieron al agente y se acercaron al él muy alterados. Uno de ellos le insultó y ambos acabaron pegándole en cabeza y espalda. Además la mujer, de 27 años, fue amenazada. Le dijeron que iban a rajarla para sacarla al picoleto que llevaba dentro, según informa Telemadrid.

Varios vecinos que presenciaron el suceso llamaron a la Policía y a la Guardia Civil. Los dos individuos fueron detenidos por un delito de atentado contra un agente de la autoridad. Tras ser puestos a disposición judicial, quedaron en libertad con cargos. 

ClaveLocal se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Galapagar y fuentes del mismo han condenado el altercado rotundamente y han indicado que se trata de un hecho puntual. En este sentido, han subrayado que el municipio es un lugar seguro, en el que el índice de criminalidad ha descendido más de un 50% en los últimos años. “Por un hecho aislado, no se puede estigmatizar a este pueblo”, ha sentenciado el alcalde, Daniel Pérez. La Asociación Unificada de Guardia Civil (AUGC) también ha condenado la agresión.