El alcalde de Galapagar plantea una cuestión de confianza ante el rechazo de los presupuestos

El alcalde de Galapagar ha lanzado un órdago a la oposición convocando un Pleno extraordinario el próximo 2 de enero y presentando una cuestión de confianza en relación a los presupuestos de 2017, que no han sido aprobados por el rechazo de PSOE, Ciudadanos, Cambiemos Galapagar, Galapagar en Común-IU y la concejal no adscrita.

88

El miércoles 28 de diciembre, el Gobierno de Galapagar, encabezado por el popular Daniel Pérez Muñoz, presentaba en el Pleno una propuesta de presupuestos para el próximo año que ascendía a 26.191.530 euros. Según datos facilitados a este periódico, las cuentas planteadas contemplaban una partida de inversiones de 2,4 millones de euros para ejecutar obras de mejora en infraestructuras y edificios de uso general e instalaciones municipales.

La sesión plenaria ha concluido con el rechazo de la oposición a estos nuevos presupuestos. Tras una enmienda a la totalidad del PSOE en la que se solicitaba devolver el proyecto de los presupuestos al Gobierno municipal, que contaba con el voto a favor de Ciudadanos, Cambiemos Galapagar, Galapagar en Común-IU y la concejal no adscrita, los presupuestos galapagueños no han sido aprobados.

El alcalde, Daniel Pérez, ha calificado la decisión de “pésima noticia” porque esto significa que habría que prorrogar los presupuestos del año 2015. Ante esta situación, Pérez ha convocado un Pleno extraordinario para el 2 de enero de 2017 en el que planteará una cuestión de confianza ligada al presupuesto municipal del ejercicio que viene. “Es una irresponsabilidad dejar que Galapagar se rija 2 años seguidos por unos presupuestos prorrogados, por lo que, frente al rechazo de todos los grupos de la oposición al nuevo presupuesto, no me queda más remedio que tomar esta medida para que los grupos municipales se posicionen y dejen de perjudicar a los vecinos”, ha recalcado el edil.

El nuevo Pleno tendrá lugar a las 10:00 horas y en el caso de salir adelante la cuestión de confianza, los presupuestos quedarán aprobados de forma automática. En caso contrario, si no prospera, el alcalde cesará automáticamente y se establece el plazo de un mes para presentar una moción de censura, según marca la Ley Orgánica de Régimen Electoral. 

Sin embargo, según dicta el artículo 197 de la citada norma para que la moción salga adelante, en este caso, se necesitan 12 concejales (uno más que los que conforman actualmente la oposición), ya que la edil de Sí Se Puede Galapagar fue expulsada del partido este mismo año y ha pasado a ser concejal no adscrita. Por tanto, es jurídicamente inviable la moción de censura. 

Compartir