Alergóloga de Puerta de Hierro: Los síntomas de la alergia al polen serán intensos pero breves

Estamos en plena época de alergias al polen y la doctora Marta I. Rodriguez Cabreros, especialista en alergología del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, ha explicado a ClaveLocal.com la sintomatología de esta patología y ha dado diez claves para minimizar los riesgos.

818
Alergóloga de Puerta de Hierro: Los síntomas de la alergia al polen serán intensos pero breves.

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo estamos en plena temporada alta en lo que a episodios alérgicos ambientales se refiere. Esta es la peor época del año para la mayoría de las personas alérgicas, ya que son muchos los pólenes que desencadenan síntomas de alergia en millones de personas con la llegada de esta estación. Es lo que se conoce como polinosis. Pero, ¿podemos evitar la alergia? La doctora Marta I. Rodríguez Cabreros, especialista en alergología en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, ha explicado a ClaveLocal.com cómo actuar ante una alergia y los principales síntomas para atajarla.

ClaveLocal: ¿Qué es la alergia?

Marta Rodríguez: La alergia es una enfermedad transversal que puede afectar a diferentes órganos (piel, ojos, bronquios, nariz) y que puede producir clínica diferente a lo largo de la vida, como dermatitis atópica, alergia alimentaria, rinoconjuntivitis y asma. Por este motivo, muchas veces acompañamos a los pacientes a lo largo de gran cantidad de años, desde la infancia a la edad adulta.

CL: ¿Por qué se produce la alergia?

MR: La alergia es una respuesta sistémica (de todo el organismo) ante un estímulo externo habitualmente inocuo, como el polen, frente al cual se han desarrollado una serie de anticuerpos capaces de producir una activación del sistema inmune y los síntomas relacionados con la actuación del mismo.

«La genética tiene un papel importante en el desarrollo de la alergia. lo más frecuente es que alguno de los padres del alérgico tenga también clínica similar»

CL: ¿Cómo se detecta que existe una alergia y que no es otra enfermedad, por ejemplo, un constipado?

MR: Existen toda una serie de pruebas o estudios encaminados a definir si la clínica que aparece es debida a una infección vírica o a una reacción alérgica. Las pruebas alérgicas en piel, bastante conocidas, son útiles en el diagnóstico. No obstante, existe también la determinación de IgE  específica en sangre para determinar cuantitativamente la sensibilización a un determinado alérgeno.

En los últimos años esta técnica se ha ido depurando siendo capaces en el momento actual de determinar IgE específica a alérgenos recombinantes (proteínas) de cada polen, por lo que hemos ganado fiabilidad en el diagnóstico.

CL: ¿Existe algún tratamiento o cura?

MR: Existen tratamientos sintomáticos útiles y efectivos en los meses de primavera como los antihistamínicos, corticoides nasales, corticoides bronquiales y otros inhaladores que se utilizan como medidas de actuación en el momento de la aparición de los síntomas. Además, contamos con un tratamiento que es el único que se define como curativo de la enfermedad que es la inmunoterapia.

Este tratamiento, más conocido como vacuna, permite que, previo al contacto con el alérgeno, en este caso el polen, el sistema inmune sea intervenido tratando de lograr que los síntomas que se produzcan sean menores o desaparezcan. No obstante, es un tratamiento a medio-largo plazo que precisa de su utilización durante al menos 3 años, si no más en la mayoría de los casos.

CL:  ¿Influye la genética o alguna otra característica para que una persona pueda tener mayor predisposición a ser alérgica?

MR: La genética tiene un papel importante en el desarrollo de la alergia, lo más frecuente es que alguno de los padres del alérgico tenga también clínica similar.

«La contaminación ambiental, concretamente las partículas de diésel, favorecen la alergenicidad de los pólenes»

CL: ¿Cuáles son las reacciones más preocupantes de una alergia?

MR: Hablando de la alergia al polen las reacciones más frecuentes son aquellas que afectan a los ojos y al sistema respiratorio. La clínica habitual es enrojecimiento y picor de nariz y de ojos, picor en la cara o nariz, mucosidad nasal constante y líquida o picor en faringe u oídos.

Aunque estos son los síntomas más frecuentes, el que nos tiene que preocupar más es el desarrollo de asma. La aparición de asma por sensibilización a un alérgeno es una patología frecuente, que puede desarrollarse a cualquier edad y que es la causa más frecuente de asma en nuestro medio. Los síntomas que nos tienen que hacer sospechar la existencia de asma son la tos, la falta de aire, la aparición de sibilancias al respirar o en algunos casos episodios de opresión torácica. En estos casos, debería ser valorado por un alergólogo para sopesar la utilidad de la indicación de inmunoterapia específica además de tratamiento sintomático.

CL: ¿En los últimos años ha aumentado el número de afectados por las alergias? ¿Cuál es el motivo?

MR: Aparte del hecho de que se trata de una patología cada vez más frecuente y prevalente, también es cierto que se conoce más la enfermedad y se da una importancia que antes no tenía a los síntomas relacionados con la alergia. Otros factores a tener en cuenta serían la contaminación ambiental, particularmente las partículas de diésel que favorecen la alergenicidad de los pólenes. 

«En nuestra zona el polen más prevalente son las gramíneas. Muchos pacientes son sensibles también al olivo, las arizónicas y al plátano de sombra»

CL: ¿Hay alguna manera de prevenir las alergias al polen?

MR: Lo más importante es conocer los síntomas y pedir valoración por un alergólogo para tener un diagnóstico preciso, ya que solo así se podría realizar un tratamiento preventivo si es que es necesario.

CL: ¿Cuál es el polen alérgico más frecuente entre la población? ¿Y en esta zona?

MR: En nuestra zona, al igual que en el resto de España y Europa, el polen más prevalente son las gramíneas. En nuestra zona, otros pólenes importantes a los que gran parte de los pacientes se encuentran sensibilizados son el olivo, las arizónicas (cuya polinización se produce en los meses de invierno) y el plátano de sombra. Por eso resulta tan importante el realizar un diagnóstico certero, para poder indicar tratamientos específicos.

CL: ¿Cómo se prevé la temporada primaveral a nivel de alergia?

MR: Realmente es difícil predecir cómo se van a comportar los polenes en un año, ya que su alergenicidad depende de diferentes variables, no obstante, podemos conjeturar en base a lo sucedido otros años. La polinización de arizónica ha sido un poco menos intensa que en años anteriores, aunque sí se han visto síntomas intensos en días determinados de los meses de febrero y marzo.

En cuanto a las gramíneas, la polinización se ha visto retrasada por la larga época de lluvias que hemos tenido esta primavera. Pese a ello, probablemente se trate de un año con síntomas intensos, aunque puede que la duración de los mismos sea un poco más recortada en el tiempo.

CL: ¿Podría darnos 10 consejos para minimizar los síntomas en pacientes alérgicos al polen?

  1. El enfermo polínico debe conocer a qué pólenes es alérgico, así como las fechas en las que su concentración atmosférica alcanza niveles significativos.
  2. Como medida general, deberá evitar la estancia prolongada en parques, jardines y zonas de arbolado, intentando permanecer el mayor tiempo posible en interiores limpios.
  3. Limite las salidas a la calle los días de viento y la actividad física innecesaria al aire libre.
  4. Mantenga habitualmente cerradas las ventanas de su dormitorio. Es recomendable airear la habitación a primera hora de la mañana y hacer pulverizaciones de agua antes de acostarse.
  5. Si viaja en automóvil, mantenga las ventanillas cerradas.
  6. Es aconsejable el uso de gafas de sol siempre que permanezca en exteriores.
  7. Evite los ambientes cargados o contaminados, así como la exposición intensa al polvo y otros irritantes (humo, sprays, olores penetrantes, etc.).
  8. En caso de precisar medicación en estos meses, asegúrese de tenerla preparada y de conocer cuándo y cómo debe tomarla.
  9. En caso de efectos secundarios importantes derivados del uso de la medicación (somnolencia, ganancia pondera…), consulte a su médico o alergólogo.
  10. Si padece algún síntoma derivado de alergia, no dude en solicitar cita con su alergólogo para tener un diagnóstico de certeza.