Atracones para aguantar la fiesta: los jóvenes consumen entre 3 y 5 copas en un par de horas

Se acerca la Navidad y, con ella, las fiestas de fin de año en las que el alcohol y otras drogas se servirán en primer plato. El director de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción ha relatado a ClaveLocal cómo está el panorama actual en lo que se refiere a jóvenes y sustancias potencialmente peligrosas.

109
Atracones para aguantar la fiesta: los jóvenes consumen entre 3 y 5 copas en un par de horas.

El caso de Laura, la niña de 12 años que murió la noche de Halloween a causa de un coma etílico en San Martín de la Vega, ha hecho que salten las alarmas en cuanto a cómo se divierten los jóvenes los fines de semana. Atrás quedaron los juegos de muñecas o las tardes dando patadas al balón, ahora los chicos y chicas quedan para ir a un parque o a un descampado y hacer botellón con sus amigos. 

Según los datos del Plan Nacional sobre Drogas,  de media, los jóvenes empiezan a consumir alcohol a los 13,9 años. Además, el porcentaje de menores españoles de entre 14 y 18 años que ha probado esta droga supera el 80%.

alcohol-okok

Según la última Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES), el consumo de todas las drogas ilegales está más extendido entre los hombres que entre las mujeres. En cambio, la ingesta de sustancias legales como tabaco, alcohol o hipnosedantes es más común entre las mujeres. También es destacable señalar que los datos desvelan que, en el último año, se han iniciado en el consumo de alcohol 285.700 estudiantes de entre 14 y 18 años.

Muchos se preguntan, ¿cómo es posible que el consumo esté tan extendido si está prohibida la venta a los menores de 18 años? En relación a esto, el director general de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, ha dicho que los menores encuentran pocas trabas. “Algunos mandan a algún amigo o conocido mayor de edad para que les compren alcohol o incluso son ellos mismos los que adquieren la bebida prohibida en algunos establecimientos como por ejemplo chinos u otros donde no les piden el DNI”, ha explicado. De hecho, de la encuesta mencionada anteriormente se extrae que la mayoría de los chicos y chicas adquieren directamente el alcohol para su consumo.

El ‘binge drinking’ está de moda

Calderón ha alertado de que las pautas de consumo de riesgo han aumentado considerablemente en los últimos años. Del patrón tradicional de consumo ‘mediterráneo’, vinculado sobre todo con la comida, se ha pasado al modelo ‘nórdico’. Es decir, nuestros jóvenes beben mucho en un corto período de tiempo llegando a ingerir entre 3 y 5 copas en un par de horas. Es lo que se conoce como ‘binge drinking’. Está conducta se ha puesto de moda, ya que, según el experto, el tiempo de ocio se concentra el fin de semana en períodos de 6 u 8 horas. “Los jóvenes beben para aguantar y divertirse toda la noche”, ha indicado.

alcohol-repor-3

El director de la FAD considera que el consumo de alcohol entre los jóvenes es un problema cultural. “España está catalogado como el país de la marcha. Salimos de fiesta y nos ponemos hasta las narices de alcohol. Pensamos que la noche es nuestra y no sabemos las consecuencias que puede acarrear esto”, ha sentenciado. La solución pasa, según Calderón, por que las instituciones controlen más a los menores que beben en la calle y que las familias aprendan a lidiar con este problema que, antes o después, llegará a casa. Para esto, la FAD pone en marcha todo tipo de cursos gratuitos.

Los jóvenes ocultan la ingesta de alcohol a sus padres

ClaveLocal ha entrevistado a diversos adolescentes, estudiantes de 1º de Bachillerato de la zona noroeste de la Comunidad de Madrid, quienes han desvelado que alguna vez en su vida han consumido alcohol. De ellos, más de la mitad confiesa que la primera vez que lo probaron fue a los 13 años y solo uno de ellos se inició a los 15 años.

silencio-alcohol-ok-bueno-o

En cuanto a la frecuencia con la que ingieren esta sustancia, los chicos han asegurado que suelen hacerlo los fines de semana o en días festivos, como Navidad y Halloween. Tras ser preguntados por las razones que les llevan a beber alcohol, se limitan a responder que les gusta. La mayoría de estos jóvenes beben a escondidas de sus padres.

En este sentido, P.R., uno de los entrevistados, ha desvelado que oculta la ingesta de alcohol en casa tomando un chicle antes de irse. “Antes de empezar a beber, solemos comer bastante para que no nos suba mucho. Si alguien va ‘pedo’, damos un paseo para que le dé el aire y se le baje”, ha dicho el joven. También ha indicado que, cuando salen en pandilla, se acompañan unos a otros a casa y entran en el domicilio sigilosamente para evitar que los padres se despierten y tener contacto con ellos.

El alcohol puede desencadenar prácticas sexuales de riesgo

Los excesos juveniles desencadenan en más de una ocasión intoxicaciones e incluso comas etílicos. Según datos publicados por el periódico El País, obtenidos de diferentes consejerías de Sanidad de toda España, en el año 2015 alrededor de 5.000 menores fueron atendidos en Urgencias por intoxicación etílica.

pelea-alcohol-ok

Las últimas investigaciones científicas han demostrado que el consumo de alcohol en la adolescencia, y especialmente el consumo excesivo, puede afectar al sistema nervioso centralEn los casos en los que el alcohol genera resaca o abstinencia, se producen daños en la memoria y planificación de tareas, por ejemplo. Como consecuencia, según Calderón, también los jóvenes ven alteradas sus relaciones personales dando lugar a comportamientos violentos e incluso prácticas sexuales de riesgo. El consumo de alcohol también conlleva el fracaso escolar.

Además del alcohol, que es la droga más consumida entre los jóvenes (76,8%), las familias deben prestar atención a otras muy extendidas también entre este colectivo. En segunda posición, se encuentra el tabaco (31,4%), seguido del cannabis (25,4%) y los hipnosedantes (10,8%).

Compartir