My Weblog: kutahya web tasarim umraniye elektrikci uskudar elektrikci umraniye elektrikci istanbul elektrikci satis egitimi cekmekoy elektrikci uskudar kornis montaj umraniye kornis montaj atasehir elektrikci beykoz elektrikci

El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha aprobado de manera inicial sus presupuestos para el año 2017. Las cuentas han salido adelante con los votos de los miembros del partido de Gobierno, PP. Por su parte, los grupos de la oposición han votado en contra (Ciudadanos, PSOE y Somos Pozuelo).

En total, el municipio contará con un presupuesto de 100.203.000 euros, lo que supone una ampliación del 5,8% con respecto a 2016. Según la información facilitada, el Ejecutivo local aumentará las inversiones un 62%, congelará impuestos, tasas y precios públicos y alcanzará deuda cero en sus cuentas el próximo año. En relación a esto, fuentes del Consistorio han asegurado a ClaveLocal que a 31 de diciembre de 2016, y tras las amortizaciones ejecutadas este año, el saldo total de la deuda sería de 779.948,38 euros. Esta cifra, y según lo previsto, quedaría a 0 en el segundo trimestre de 2017.

Concretamente, han asegurado que se mejorarán las instalaciones deportivas con una nueva piscina en el polideportivo Carlos Ruiz. Además, se sustituirá el césped del campo de rugby y se remodelará el campo de fútbol de Valle de las Cañas, que tendrá una nueva pista cubierta.

Los impuestos no suben

En lo que a obras se refiere, han indicado que se llevarán a cabo en calles, alumbrado, colegios, parques infantiles y urbanizaciones. También se trabajará para transformar la antigua explanada del mercadillo en una zona de ocio y deporte. En este sentido, la alcaldesa, Susana Pérez, ha destacado que “todas estas inversiones previstas forman parte de nuestro plan a cuatro años, en el que vamos a invertir un total de 68 millones de euros”.

Las cuentas municipales aumentan también las partidas de ayudas sociales y a las familias. Así, por ejemplo, están previstas dos nuevas convocatorias de ayudas económicas por nacimiento o adopción, y se mantiene el IBI Social y otras coberturas esenciales para aquellas personas que más lo necesitan.

En cuanto a impuestos, tasas y precios públicos, el año que viene no sube ningún tributo, sino que se congelan o bajan en forma de bonificaciones. Es el caso del sistema especial de pago fraccionado en cinco plazos del impuesto de vehículos y la tasa de vado, que se añade al ya existente para el pago del IBI, con el que el contribuyente se ahorra un 5%. Se sigue manteniendo la bonificación del IBI para familias numerosas, y en situaciones de separación, divorcio o fallecimiento. También continúa la rebaja de hasta un 97% en el ICIO, del que se beneficiarán especialmente las urbanizaciones. Igualmente, está previsto que se mejore la sede electrónica facilitando los trámites on-line a los ciudadanos.