Cáncer de mama: la lucha continúa

Cada año se diagnostican en nuestro país 22.000 nuevos casos de cáncer de mama, un tumor cuya incidencia aumenta año tras año y, a pesar de que los científicos y los médicos dicen que el porcentaje de supervivencia es muy elevado, en muchos casos superior al 80%, pocas veces podemos evitar el temor y la incertidumbre que causa esta enfermedad.

107

En España el cáncer de pecho ocasiona el 6% de los fallecimientos en mujeres, una cifra que no se debe pasar por al alto y contra la que tanto autoridades sanitarias como ciudadanos e instituciones deberían volcarse para frenar. La solución, sin duda, más dinero para invertir en investigación y más esfuerzos para que en nuestro país no existan retrasos en el acceso a la innovación oncológica de nuevos tratamientos y medicamentos.

Hoy 19 de octubre se celebra el Día Internacional de Cáncer de Mama y hoy también la marea rosa saldrá a las calles españolas para seguir luchando contra esta enfermedad que se salda con 22.000 casos diagnosticados cada año en nuestro país. De ellos, la mayor parte son mujeres, por lo que, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), se prevé que una de cada ocho mujeres desarrolle cáncer de mama a lo largo de su vida.

Como apoyo a esta campaña mundial de sensibilización, se despliegan todo tipo de iniciativas a lo largo del mes orientadas a aumentar la concienciación de la sociedad y movilizarla para avanzar en la prevención y control de esta enfermedad, porque la lucha contra el carcinoma mamario es de todos y cada uno de nosotros. En este sentido, la AECC ha congregado hoy domingo en su sede a pacientes que han pasado este tipo de tumor, familiares, profesionales y representantes de la sociedad civil para acercar la óptica del paciente, sus necesidades y el largo camino que ha de recorrer, al conjunto dela sociedad.

Cuando una mujer escucha las temidas palabras ‘cáncer de mama’ inicialmente se encuentra perdida, por lo que el apoyo de la familia y amigos resulta esencial para enfrentarse a la enfermedad. Aunque, según los expertos, el cáncer de mama no se puede prevenir, sí hay ciertos factores de riesgo asociados al tumor. Entre ellos, el género (el cáncer en hombres tienen una incidencia 100 veces menor que en las mujeres), la edad (alrededor del 18% de los cánceres de mama se diagnostican en la década de los 40 y el 77% por encima de los 50 años) o la alimentación. Respecto a este último, la AECC recomienda mantener una dieta rica en fibras, evitando la obesidad y el consumo de alcohol y grasas saturadas. De igual modo, aconseja hacer ejercicio de forma regular y evitar los tratamientos hormonales sustitutivos para combatir los síntomas de la menopausia. Y, por supuesto, acudir a las revisiones periódicas y realizar autoexploraciones físicas .

Más financiación e investigación

Pero además de esto, el Gobierno y las autoridades sanitarias tienen un papel fundamental para reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama y para, en caso de padecerlo, mejorar la calidad de vida de las afectadas. En este aspecto, la Federación Española de Cáncer de Mama ha reclamado mayor financiación e innovación y una cartera de servicios única y común a todo el territorio español que frene las desigualdades relacionadas con el acceso a nuevos fármacos y terapias entre las comunidades autónomas y entre los hospitales de las mismas regiones.

Además, las pacientes con cáncer de mama siguen luchando para que los programas de detección precoz sean promovidos y gestionados por el sistema público de salud con acceso gratuito, continuados en el tiempo y dotados de los recursos necesarios. El cáncer de mama nos afecta a todos porque, si se detecta a tiempo, puede curarse. Ahora, empecemos a actuar, sin parar, hasta reducir a cero la cifra de mujeres afectadas por cáncer de mama porque, como dice el refrán, “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero”.