Pedro Velasco es naturalista y promotor de InsectPark en San Lorenzo de El Escorial.

Pedro Velasco es vecino de El Escorial y naturalista por vocación y dedicación. Con tan solo 4 años, ya cazaba mariposas e insectos en el Monte Abantos y en la Herrería de San Lorenzo. Ahora, junto a su mujer, ha abierto un espacio de naturaleza único en Europa que se denomina InsectPark.

Marta Balbuena Navas es vecina de San Lorenzo de El Escorial de toda la vida. Desde los cinco años, juega de portera de fútbol sala y, ahora, forma parte de la plantilla del Leganés, un equipo que jugará la próxima temporada en la primera categoría femenina.
Emiliana Fernández, encajera de bolillos de El Escorial.

Hoy conocemos a Emi Fernández, una mujer de 61 años nacida en Toledo aunque escurialense de adopción desde que tenía 5 años. Entre las aficiones de nuestra vecina están los bolillos, una técnica de encaje textil con mucha historia. Con el objetivo de fomentar su trabajo, organiza en la Leal Villa el III Encuentro Nacional de Encajeras de Bolillos para el mes de agosto.
Adriana San Román, una promesa del ciclismo en Valdemorillo

Adriana San Román Villalba tiene 14 años y es vecina de Valdemorillo de toda la vida. La pequeña quiere hacerse un hueco en el mundo del ciclismo, una pasión que ha heredado de su padre. Su sueño sería competir en el Giro de Italia Femenino.
Javier Millán Guadaño, un valiente emprendedor de 24 años en el Mercado de San Lorenzo.

Javi Millán tiene 24 años pero es un chico emprendedor y con las ideas claras. A pesar de su juventud, ya regenta su propio negocio en el Mercado de San Lorenzo de El Escorial bajo la designación de Aceitunas y Variantes Millán Guadaño.
Raúl Cogolludo, pregonero de las fiestas en honor a Santiago Apóstol en Villanueva de la Cañada.

Raúl Cogolludo es vecino de Villanueva de la Cañada de toda la vida y este año 2016 será el encargado de recitar el pregón de las ansiadas Fiestas de Santiago Apóstol que se celebrarán del 22 al 25 de julio. Su peña, 'Los Katas', cumple 30 años y él ha sido el elegido para subirse al balcón del ayuntamiento.
Sonia y Olga son vecinas de Valdemorillo y quieren controlar la población felina del municipio.

Olga y Sonia residen en el municipio valdemorillense y se sienten comprometidas con el bienestar de los animales desde hace tiempo. Ahora, se han unido para crear una asociación y velar por la seguridad de las colonias felinas en el municipio. Trabajarán con el método CES para controlar la población .
Roberto de la Cruz es educador ambiental y fundador de la Asociación Deverde de El Escorial

Roberto de la Cruz es ingeniero forestal y un apasionado del medio ambiente y la naturaleza. Su vocación le ha llevado a formar la Asociación Deverde junto a su vecina y amiga Cristina para dar a conocer el patrimonio natural e histórico de la zona oeste de Madrid.
Ararat Martín vive en Villanueva de la Cañada y es uno de los mejores volteadores del mundo.

Ararat Martín es uno de los mejores volteadores del mundo. Él reside en Villanueva de la Cañada y su pasión por esta disciplina nació hace algunos años cuando empezó a formarse como rejoneador con Pablo Hermoso de Mendoza. Ahora ejerce de instructor en el centro de volteo que lleva su nombre localizado en Brunete.
Mariano Aparicio, golfista profesional afincado en San Lorenzo de El Escorial.

Mariano Aparicio es vecino de San Lorenzo de El Escorial y golfista profesional. Nuestra Voz del Ciudadano de hoy ha sido campeón de España Sub 25 en el año 81, campeón de España Sub 25 de dobles en el año 1987 y subcampeón de España individual en el mismo año. Además, ha jugado con Severiano Ballesteros, entre otros grandes.

David Bonilla es vecino de Valdemorillo. El deporte es una de sus pasiones, tanto que su vida profesional gira en torno al mismo. Actualmente, es entrenador de fútbol sala y voleibol en el colegio Kolbe de Villanueva de la Cañada.
Carmen García, presidenta de la AECC en Villanueva de la Cañada.

Carmen García es la presidenta de la delegación que la Asociación Española Contra el Cáncer tiene en Villanueva de la Cañada. Ella decidió ser voluntaria y ayudar a los enfermos tras la muerte de su madre para así agradecer a la asociación lo que habían hecho por su progenitora.