Dana Iudita descubre a sus vecinos el arte de la costura rumana

Dana Iudita Olt tiene 33 años. Ella es originaria de Rumanía pero desde hace 12 años reside con su marido y su pequeño Álex en Valdemorillo. Hace unos meses nuestra vecina decidió abrir su propio negocio de costura y enseñar a todos sus vecinos la calidad del textil de su país natal.

0
414

Dana Iudita Olt nació el 18 de septiembre de 1981 en Rumanía, allí pasó sus primeros años de vida junto a sus padres y sus dos hermanos. En el año 2002, decidió probar suerte, hacer las maletas y viajar hasta España para encontrar una oportunidad laboral. Durante un año vivió en Madrid, en el barrio de Legazpi. En ese período encontró trabajo en una lavandería de Valdemorillo e iba y venía a diario desde la capital al pueblo. El 2002 fue un año afortunado para nuestra vecina, pues también conoció al que ahora es su marido. Tiempo después, ambos decidieron mudarse a Valdemorillo, un municipio que desde el principio llamó la atención de nuestra Voz del Ciudadano de hoy.

En su país, Dana estudiaba diseño de moda. Nos confiesa que la costura es su pasión, algo que ha heredado de su abuela y de su madre. Cuenta que de pequeña ayudaba a su yaya a hacer cortinas en el taller que regentaba. Dana se define como una persona sencilla, amable y demasiado buena. En su tiempo libre, además de coser, le gusta cocinar porque, según dice, le relaja.

Nuestra vecina lleva viviendo en Valdemorillo casi 12 años. Ahora reside con su pequeño Álex de 9 años porque su marido trabaja en Alemania como oficial de primera en la construcción, aunque viene al pueblo una semana al mes. Álex tiene una discapacidad, concretamente una hemiparesia derecha, pero acude con normalidad a sus clases en el colegio Juan Falcó de su pueblo, donde según su madre le atienden y le enseñan “de maravilla”. Además, este pequeño luchador acude a fisioterapia regularmente también en Valdemorillo.

Hace unos meses, en octubre de 2014, Dana decidió emprender y montar su propio negocio. Desde entonces está al frente de un local de arreglos de ropa, donde también vende textil importado directamente desde Rumanía para que sus vecinos conozcan la calidad de la materia prima de su país de origen. La tienda se llama Atenea, la diosa de la aguja, un nombre que eligió su hijo. Nos cuenta que en su negocio cose bajos de pantalones, hace arreglos de vestidos, cortinas, manteles, lo que sea necesario para que sus vecinos estén contentos. La clientela de Dana es muy variada. A diario acuden a su local tanto hombres como mujeres, que al final de mes suman un total de 50 personas.

La Voz del Ciudadano de hoy nos confiesa que lo que más le costó al llegar a España fue entender los programas de prensa rosa que se emiten por las tardes en algunos canales de televisión. No comprendía por qué gritaban tanto y pensaba que estaban discutiendo, asegura. Tras ser preguntada por el idioma, Dana dice que no le pareció nada difícil y nos desveló que, para perfeccionarlo, leía muchos libros que extraía de la biblioteca María Giralt.

De Valdemorillo lo que más le gusta es la tranquilidad y la amabilidad de sus vecinos y ha pedido a su alcaldesa Pilar López Partida más actividades para que los niños estén entretenidos en su tiempo libre. A pesar de que su madre, sus suegros y sus cuñados están en Rumanía, nuestra vecina no descarta envejecer en Valdemorillo y jubilarse con su tienda de arreglos.

Si quieres escuchar las declaraciones de nuestra vecina de su propia voz, pincha aquí: