Enrique Gonzalo, jefe del Parque de Bomberos de El Escorial

Enrique Gonzalo es el jefe del Parque de Bomberos de El Escorial. Lleva 36 años ejerciendo esta profesión y asegura que lo más bonito es poder ayudar a los demás. "Salvar una vida es algo muy gratificante", ha dicho.

1687
Enrique Gonzalo, jefe del Parque de Bomberos de El Escorial.

Enrique Gonzalo Benito nació el 7 de mayo de 1957 en Madrid, aunque lleva 30 años viviendo en el municipio vecino de Collado Villalba. Está casado tiene dos hijas, un nieto y otro en camino. Nuestra Voz del Ciudadano de hoy es bombero desde hace 36 años, una profesión que heredó de su padrino y que además comparte con un primo suyo.

Tras aprobar las oposiciones, Enrique comenzó su vida profesional en el parque de Bomberos de Collado Villalba, luego se trasladó a Las Rozas y actualmente ejerce en El Escorial, donde desde hace seis años es jefe del parque. Entre las aficiones de nuestro vecino está navegar y la electrónica. De hecho, comenzó la carrera universitaria de Informática en la Universidad Nacional a Distancia (UNED), pero no la terminó. Enrique se define como un hombre bueno aunque, a veces, un poco ‘sabelotodo’.

«cada intervención es un reto porque todos los siniestros son diferentes, aunque los accidentes de tráfico son los más complicados porque hay que procurar no dañar más a las víctimas»

Para el madrileño, lo más bonito de ser bombero es ayudar a los demás y asegura que salvar una vida es algo que llena de satisfacción. Por otra parte, la profesión conlleva riesgos, horarios de trabajo completos (24 horas) y dificultades varias. En este sentido, nuestro vecino ha dicho que para él cada intervención es un reto porque todos los siniestros son diferentes, aunque en los accidentes de tráfico son las más complicados porque hay que procurar no dañar más a las víctimas.

Entre sus recuerdos más dolorosos está la muerte de su compañero Vicente, uno de los sucesos más trágicos que Enrique ha tenido que vivir en su larga trayectoria profesional. Por otra parte, dentro de sus grandes intervenciones recuerda la actuación tras la explosión de Leganés, después de los atentados del 11M, donde se inmolaron cuatro terroristas islámicos. “Tuvimos que trabajar muy a conciencia porque había bombas activas bajo los escombros y un fallo podría costar la vida”, ha manifestado. Además, ha destacado la actuación en el incendio del Monte Abantos y la extinción del fuego que se ocasionó en la cubierta de el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial hace algunos años.

Los bomberos de El Escorial actúan en 9 municipios

Enrique dirige a 52 profesionales, la plantilla que forma parte de el Parque de Bomberos de El Escorial. En total, cubren 9 pueblos: Santa María de la Alameda, Robledo de Chavela, Valdemaqueda, San Lorenzo de El Escorial, El Escorial, Valdemorillo, Colmenarejo, Galapagar y Villanueva de la Cañada. Los sucesos que atiende con mayor frecuencia son rescates, pequeños incendios y accidentes de tráfico.

Tras ser preguntado por el futuro, Enrique ha dicho que está pensando ya en jubilarse pero antes esperará a recibir, junto a sus compañeros, la Medalla de Oro que el Ayuntamiento de El Escorial les otorgará en las fiestas de San Bernabé para reconocer su labor diaria a favor de todos los ciudadanos. Tras su retiro, se dedicará a disfrutar de sus nietos y a viajar.

Si deseas escuchar las declaraciones de nuestro vecino de su propia voz, pincha aquí:

Compartir