La Dra. Sanz del Quirón de Pozuelo aconseja acudir al médico si los sintomas de la astenia se alargan

Elena Sanz Rivas, doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid y especialista en Psiquiatría, ha explicado a este periódico qué es la astenia primaveral y cómo puede prevenirse.

180

Este lunes ha comenzado de manera oficial la primavera. Es una época en la que el calor se hace notar y los días nos ofrecen más horas de luz. El cuerpo humano es susceptible a estos cambios que, en ocasiones, traen consigo algunos trastornos .

Es el caso de la astenia primaveral. La doctora Elena Sanz, jefa de Psquiatría del Hospital Quirónsalud Madrid de Pozuelo de Alarcón, ha explicado a este periódico las claves para reconocer los síntomas, así como las recomendaciones para poder superarla.

Clave Local: ¿Qué es la astenia primaveral?

Elena Sanz: Cuando hablamos de astenia primaveral comúnmente nos estamos refiriendo a un conjunto de síntomas variados, de carácter transitorio, que aparecen en algunas personas al pasar del invierno a la primavera.

CL: ¿Qué síntomas la caracterizan?

ES: Los síntomas que pueden aparecer son variados: sensación de cansancio y falta de energía, tono vital bajo, alteraciones del sueño, nerviosismo, irritabilidad, alteraciones del apetito.

«es importante incidir en que no se trata de una enfermedad, sino de una dificultad de adaptación al cambiar de unas condiciones a otras»

CL: ¿Por qué aparece? ¿Qué causas y efectos influyen en la astenia?

ES: Se considera que en la aparición de la denominada astenia primaveral intervienen alteraciones en los ritmos circardianos, las modificaciones ambientales, el cambio de hábitos que casi todos nosotros realizamos con la llegada del buen tiempo y más horas de luz. En   cualquier caso, es importante incidir en que no se trata de una enfermedad, sino de una dificultad de adaptación al cambiar de unas condiciones a otras.

CL: ¿Cuánto tiempo dura?

ES: En cuanto a la duración de la sintomatología, hay que señalar que el tiempo que tarda nuestro organismo en acomodarse a una nueva situación es variable de unas personas a otras. Podríamos decir que, en términos generales, sería esperable que en un plazo de unas dos semanas este proceso de adaptación se hubiera producido o al menos hubiera permitido la atenuación de los síntomas.

«SON MÁS SUSCEPTIBLES LOS ANCIANOS Y LOS NIÑOS, ASÍ COMO AQUELLAS PERSONAS QUE TIENEN ALGUNA PATOLOGÍA CRÓNICA O UNA SITUACIÓN MÉDICA DE FRAGILIDAD»

CL: ¿La astenia es un trastorno estacional o puede darse a lo largo de todo el año?

ES: La astenia como tal es un síntoma, caracterizado por sensación de cansancio y debilidad, presente en enfermedades psíquicas –por ejemplo, la depresión- y orgánicas (anemia). A lo que popularmente se llama astenia primaveral, es de carácter estacional.

CL: ¿A quién le ocurre? ¿Hay algunas personas más propensas que otras y por qué?

ES: En la medida en la que consideramos que existe una dificultad en la adaptación, es lógico pensar que son más susceptibles los ancianos y los niños, así como aquellas personas que tienen alguna patología crónica o una situación médica de fragilidad. Es conocido también que las personas que tienen alergia estacional y ven intensificados sus síntomas con el comienzo de la primavera, pueden presentar mayor cansancio y falta de energía en esta época.

«LA ASTENIA PUEDE FORMAR PARTE DE LA SINTOMATOLOGÍA DE TRASTORNOS DEL ESTADO DE ÁNIMO, PERO TAMBIÉN DE UN AMPLIO GRUPO DE ENFERMEDADES ORGÁNICAS, ALGUNOS DE ELLAS MUY COMUNES COMO PUEDE SER EL HIPOTIROIDISMO»

CL: ¿Cómo puedo saber si lo que me está pasando es astenia primaveral o si por el contrario puedo estar sufriendo algún trastorno del estado del ánimo?

ES: El conjunto de síntomas descritos como astenia primaveral son habitualmente de carácter leve o moderado y transitorio. Una intensidad anormal, una duración excesiva, la asociación con otros síntomas físicos o psíquicos diferentes o , simplemente, la existencia de dudas que generen malestar en la persona son motivos suficientes para consultar a un profesional. Éste será quien debe hacer esa diferenciación. No olvidemos que, como hemos señalado anteriormente, la astenia puede formar parte de la sintomatología de trastornos del estado de ánimo, pero también de un amplio grupo de enfermedades orgánicas, algunos de ellas muy comunes, como puede ser el hipotiroidismo. 

CL:  ¿Cómo podemos prevenir la astenia primaveral? ¿Y superarla? 

ES: La astenia primaveral no es una enfermedad y, por tanto, no precisa tratamiento como tal entidad. No obstante, sí podríamos recomendar algunas medidas que pueden ayudarnos a afrontar el cambio estacional con mayor bienestar:

  • Intentar seguir un horario regular tanto de comidas y sueño como de otros hábitos para facilitar la adaptación del organismo.
  • Buscar condiciones adecuadas que favorezcan nuestro descanso nocturno.
  • Alimentación equilibrada con presencia destacada de productos frescos de temporada.
  • Hidratación abundante.
  • Evitar sustancias que nos estimulen en exceso.
  •  No automedicarse.
  • Tampoco tomar complementos vitamínicos salvo que sea detectada su necesidad por un profesional.  
  • Ejercicio regular, siempre adaptado a las características individuales de la persona.
  • Buscar actividades placenteras, especialmente aquellas que se realizan al aire libre y que van a favorecer la adaptación a una nueva estación marcada por las temperaturas más agradables y más horas de luz.