La senda de Los Molinos de Cubo en Navalagamella, la mejor para primavera

Este mes de marzo arranca la primavera y la asociación escurialense Deverde propone a los lectores de ClaveLocal recorrer la senda denominada 'Los Molinos de Cubo' en el municipio de Navalagamella para dar la bienvenida a la estación.

425
La senda de Los Molinos de Cubo en Navalagamella, la mejor para primavera.

El próximo mes de marzo damos la bienvenida a la primavera después de un largo y frío invierno. Algunas plantas y animales nos avisan de su llegada. Las pequeñas aves que habitan en nuestros bosques empiezan a piar.  Carboneros, herrerillos y petirrojos no paran de canturrear, animosos, ya que comienza la temporada de cría.

Para dar la bienvenida a la nueva estación, la asociación Deverde de El Escorial ha propuesto a los lectores de ClaveLocal recorrer la senda ‘Los Molinos de Cubo’ en el municipio de Navalagamella. En su recorrido, podrán disfrutar de las primeras flores de marzo, sobre todo del abundante romero que les acompañará en el inicio de la ruta.

El trazado de 5,4 km de longitud es circular. El punto de inicio está marcado en la explanada de la plaza de toros del municipio de Navalagamella, junto al mirador del Hondillo. Desde aquí, es posible contemplar los espectaculares encinares que conforman este entorno de la Sierra Oeste.

senda-1-ok

Encontraremos un cartel del itinerario y otro panorámico junto a unos bancos. Iniciaremos la ruta bajando por un camino ancho y de buen firme. Nos adentraremos en el bosque, a través de la vía pecuaria, hasta alcanzar el río Perales. A medida que descendamos su curso, descubriremos la preciosa hoz sobre la que se encajona, que permitió la construcción y puesta en funcionamiento de un buen número de molinos durante varios siglos. Aún hoy en día, se pueden ver las ruinas de dos de ellos, el molino de Altillo y el de Baltasar.

La senda está señalizada por medio de balizas y tiene una dificultad baja. El relieve no presenta fuertes desniveles, mientras que el tiempo estimado para completarla es de 1 hora y 30 minutos aproximadamente.

mapa-ok

En el viaje de regreso, los profesionales de Deverde aconsejan ascender por un pequeño y silencioso valle en el que podremos contemplar los grandes pinos resineros que todavía resisten las fuertes pendientes sobre las que fueron plantados. Será fácil avistar algún zorro o conejos y también algún ejemplar de rana común, lagarto ocelado o culebra bastarda. 

Navalagamella es un municipio que esconde también riquezas arquitectónicas. Así, es aconsejable visitar la iglesia de estilo herreriano y los restos históricos de los fortines de la Guerra Civil que aún se conservan. A continuación, os dejamos un par de instantáneas de la ruta: