Luz, gas y gasolina, los enemigos de nuestros bolsillos

El año 2017 ha empezado afectando a la economía de consumidores y usuarios. Los precios de luz, gas y carburantes han aumentado en estos primeros meses. Las organizaciones OCU y Facua han explicado cómo se puede solucionar esta situación y han dado las claves para reducir el consumo en los hogares.

92
Luz, gas y gasolina, los enemigos de nuestros bolsillos.

El mes de enero de 2017 ha cerrado con el precio de la electricidad más alto desde abril de 2014, con un coste de 0,147 el kWh. El motivo para que este precio sea tan elevado, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), está en el funcionamiento del mercado mayorista de electricidad. En él, se compra cada día la mayor parte de la energía que al día siguiente va a consumirse en España y funciona relacionando la oferta y la demanda para determinar el precio de la energía eléctrica.

lámparas-okok

Este encarecimiento de la electricidad en el mercado mayorista se ha producido en medio de una ola de frío, que ha elevado el consumo, y con precios altos del petróleo y del gas natural. Ahora, muchos hogares tienen contratada una tarifa indexada a este mercado, denominada ‘Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor’ (PVPC), por lo que más del 50% se está viendo afectado por las variaciones. Básicamente, consiste en un sistema de fijación del precio de la luz para clientes del mercado regulado con una potencia contratada no superior a los 10 kW. Recordamos que un hogar medio suele tener una potencia de 3,3 o 4,4 kW.

El presidente de Facua Madrid, Daniel Rubio, ha advertido de que la factura de la luz del usuario medio de comienzos de enero es la segunda más cara de la historia, según el análisis que han llevado a cabo desde su asociación. De enero de 2016 al mismo mes de 2017, ha subido un 29, 4% y solo en el mes de diciembre el aumento ha sido del 9,4%. Un usuario medio paga actualmente 87,81 euros por su recibo de la luz, frente a los 65 euros aproximados que abonaba en el mismo periodo del ejercicio anterior, ha indicado. El estudio se ha realizado a partir de la tarifa PVPC aplicada en domicilios.

¿Cómo funciona el recibo de la luz?

El 40% del total del recibo de la luz corresponde a los costes regulados. Por su parte, el 35% indica el consumo que se hace y en él influye directamente el precio mayorista. La parte fija del recibo son los conocidos como ‘peajes de acceso’.

luz-okok

Cuando el Ministerio de Energía anunció que no iba a subir la luz, se refería solo a estos últimos peajes destinados a cubrir los costes del sistema. La realidad es que en 2017 los consumidores están pagando más por la energía que utilizan. ¿Pero qué podemos hacer? Desde la OCU han insistido en en que el PVPC hasta ahora ha demostrado ser una tarifa competitiva y una opción interesante frente al mercado libre. De hecho, fue la más barata  entre julio de 2015 y junio de 2016, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).  Aun así, es posible encontrar actualmente buenas tarifas fijas que limitan el riesgo de subidas. Por tanto, ha recomendado a los hogares buscar tarifas alternativas en el mercado fijo para evitar los aumentos en sus facturas.

Antes de elegir una de ellas hay que diferenciar si se quiere una regulada o fija. La primera suele ser interesante; pero, deben tener mucho cuidado los usuarios que consuman sobre todo en meses fríos o de calor, ya que suelen ser periodos más caros. Los sobreprecios de ese tiempo no podrán compensarlos el resto del año, pues el consumo es mucho menor.

Por otro lado, la tarifa fija sirve para evitar sobresaltos, aunque nadie podrá asegurar si al final del año se habrá pagado menos o más que con el PVPC. Hay buenas propuestas en el mercado libre, pero también las hay muy caras, según la OCU. Además, aconsejan activar la discriminación horaria para ahorrar unos 80 euros al año, ajustar la potencia (60 euros de ahorro por cada kW que se reduzca), apagar aparatos en stand by y sustituir las bombillas incandescentes por iluminación LED, por ejemplo.

Pobreza energética

Es evidente que una subida de la electricidad agrava la pobreza energética, pero esta situación no tiene que ver solo con la tarifa. En el año 2012, la OCU realizó un estudio donde se observaba que el 20% de las familias había tenido dificultades con los recibos y alrededor del 16% se encontraba en situación de pobreza energética.

“La afección de la vida cotidiana es enorme. Hoy en día es imposible llevar una vida normal sin energía. Por eso, desde la Administración deberían tomar medidas”, ha indicado la portavoz de la organización de consumidores y usuarios, Ileana Izverniceanu. En este sentido, ha apostado por una reforma del bono social.

pobreza-energética-ok

Desde Facua, han denunciado que en los últimos cinco años las eléctricas han ganado más de 30.600 millones de euros, mientras que muchas familias se han empobrecido debido al coste de la electricidad. Así, han indicado que en 2015 las eléctricas acometieron más de 650.000 cortes de luz por impago, de los que más de 83.000 fueron interrupciones de suministro que duraron más de un mes.

“Creemos que en algún momento el Gobierno tendrá que intervenir ante este escándalo. Proponemos que se pongan barreras a este despropósito, es decir, que ponga una tarifa regulada para todos los españoles con un determinado nivel de ingresos. No puede ser que el precio del kWh lo fijen las eléctricas”, ha subrayado el portavoz.

Además, la asociación demanda la bajada del IVA que se aplica a la electricidad, del 21%, un porcentaje que consideran impropio para un servicio esencial. En consecuencia, reclama al Gobierno que baje el impuesto sobre la luz al tipo mínimo permitido por la normativa europea.

OCU ha querido recalcar que las subidas de precio recuerdan la situación atravesada hace 3 años, con costes casi idénticos a los que hubo en diciembre de 2013. Finalmente se sancionó a Iberdrola con 25 millones de euros por manipular el mercado, por lo que ven necesario vigilar de nuevo la situación, pues, a su juicio, los síntomas son parecidos. De hecho, la Fiscalía de lo Civil del Tribunal Supremo ha abierto diligencias para averiguar las razones que están originando los aumentos del importe de la luz.

El gas y la gasolina también suben

De la misma manera que ha subido la luz, también hemos recibido el año nuevo con un aumento en el recibo del gas. Su tarifa regulada (TUR) se ha estrenado con un incremento en el precio del kWh en torno al 5%, lo que se traduce en una subida media del 3,3%, unos 20 euros más al año, según datos aportados por la OCU. Esto se debe al aumento del 13,7% en el coste de la materia prima.

gasolinera-okok

Por su parte, el precio de la gasolina ha batido récord desde el 2015. En la segunda semana de febrero, el coste ha subido un 0,5%. El litro se vende a 1,254 euros en las estaciones de servicio.  En cuanto al gasóleo, registró un encarecimiento del 0,35% y se sitúa en un precio medio de 1,131 euros. Esta tendencia al alza se debe al aumento en el precio del barril de crudo provocado por la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de reducir su producción. Además, a juicio del portavoz de Facua, el Brexit también ha tenido que ver: “Ha bajado el euro en relación al dolar, que es cómo se negocia este mercado, y ha provocado esta subida”, ha indicado.

Daniel Rubio ha sugerido como medidas que evitan un mordisco al bolsillo innecesario la racionalización del consumo, la planificación y el uso del transporte público para reducir el gasto en gasolina. Para la OCU, la solución a estos problemas está en favorecer una mayor competencia en los mercados. “Creemos necesario eliminar barreras que impidan la entrada de nuevos operadores (sobre todo en el gas) con un mayor competencia se darían una mejores condiciones para los consumidores”, ha subrayado la portavoz.

Compartir