Medio Ambiente paraliza la línea de alta tensión que iba a atravesar Valdemorillo y Vva. de la Cañada

Los pueblos de Valdemorillo y Villanueva de la Cañada no contemplarán en su paisaje la línea de muy alta tensión, cuyo trazado iba a transcurrir por otros ocho municipios madrileños más. La Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha echado abajo el proyecto aprobado en el año 2013 porque podría afectar al Parque Regional del Guadarrama.

0
393

La Secretaría de Estado de Medio Ambiente ha paralizado el proyecto de construcción de la línea de muy alta tensión Galapagar-Moraleja de Enmedio porque cree que podría causar un impacto negativo sobre el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, un enclave que pertenece a la Red Natura 2000. El proyecto, propuesto por Red Eléctrica Española, pretendía atravesar 55,79 kilómetros y sostenerse por 126 torres de entre 76 y 44 metros de altura. Concretamente, el trazado de la línea MAT (Muy Alta Tensión) recorría los municipios de Galapagar, Colmenarejo, Villanueva de la Cañada, Valdemorillo, Brunete, Quijorna, Villaviciosa de Odón, Móstoles, Arroyomolones y Moraleja de Enmedio.

Recordamos que la agrupación política Izquierda Unida de Valdemorillo ha luchado desde el año 2013 para detener el proyecto de esta ‘autopista eléctrica’ porque entendía que la construcción de la línea de muy alta tensión iba a influir en la salud de la población, así como en el entorno ecológico, paisajístico y económico. En su argumentación, ponía de relieve la emisión de ozono troposférico, óxidos de nitrógeno y gas radón, así como la generación de campos electromagnéticos y alertaba sobre sus posibles efectos adversos. IU presentó ese mismo año 2013 una moción de censura contra dicho proyecto. Asimismo, trabajó para conseguir firmas que reflejaran el rechazo popular tanto al trazado como al despliegue de la propia línea MAT y logró reunir el apoyo de asociaciones ecologistas.