Najim Aghmir, marroquí y vecino de Valdemorillo desde hace 15 años

Con tan solo 8 años, nuestra Voz del Ciudadano de hoy dejó Marruecos para comenzar una nueva vida junto a sus padres y sus hermanos en España. Los comienzos no fueron fáciles, pero ahora, Najim Agmir, vecino de Valdemorillo desde hace 15 años, está totalmente integrado en su segundo país y en su pueblo.

375

Najim nació el 30 de diciembre de 1990 en Marruecos. Hasta los ocho años vivió en su país con su familia. En 1992 su padre, Haasan Aghmir, decidió probar suerte, hacer las maletas y aventurarse en un largo viaje con destino Valdemorillo (España). En este, ahora su pueblo, el padre de nuestro protagonista comenzó a trabajar de jardinero para que sus hijos y su mujer tuvieran un futuro mejor. Años más tarde, su esposa, Fattouch El Yousfi, con la que lleva casado casi tres décadas, decidió mudarse también a España junto a su hijo mayor. Sin embargo, no fue hasta 1998 cuando Najim y sus otros dos hermanos llegaron a Valdemorillo para quedarse.

En la biblioteca María Giralt hemos quedado con nuestro protagonista de hoy. Nos recibe muy gustosamente y se muestra muy caballeroso y educado durante toda la charla. Con un perfecto castellano, Najim nos cuenta que vive en Valdemorillo con sus padres y sus dos hermanos. Nuestra Voz del Ciudadano ha estudiado en el colegio público Juan Falcó y posteriormente en el IES Valmayor. Tras terminar 4º de la ESO, Najim comenzó el grado medio de Técnicas de Explotación de Sistemas Informáticos y, actualmente, cursa segundo año del grado superior de Desarrollador de Aplicaciones Web. En un futuro próximo, le gustaría iniciar el grado universitario de Informática e ir trabajar a Londres de desarrollador web.

Najim es un apasionado del deporte rey, además le gusta la música y, como hemos podido comprobar, la informática. Se define como una persona alegre, graciosa, a la vez que seria y un poco cabezota. Nuestro protagonista nos confiesa que, a pesar de que ahora está totalmente integrado en su pueblo, los principios fueron difíciles “sobre todo por el idioma y la cultura”. También nos asegura que gracias a un “paisano” aprendió  rápidamente a hablar castellano porque era él quien en el colegio hacía de su traductor personal, y nos desveló que la clave para aprender un idioma es “juntarse con vecinos y amigos originarios”.

Nuestro protagonista de hoy echa de menos a sus abuelos, a los que visita, si puede, todos los años junto al resto de su familia que permanece en Marruecos. También añora su cultura, aun conservando en su casa las tradiciones musulmanas.  Aunque a Najim le gustaría irse a Londres, nos confiesa que, si tuviese que vivir en pueblo de la Comunidad de Madrid, elegiría Valdemorillo porque, pese a los escasos sistemas de  comunicación que unen la villa con Madrid y pueblos vecinos, le encanta la tranquilidad y el paisaje. Najim es el ejemplo de ciudadano integrado y activo en su comunidad.

Si quieres escuchar las declaraciones de nuestro vecino de su propia voz, pincha aquí:

 

Compartir