Óscar Rodrigo, de A.T.C. Valdemorillo: “Quien no vea arte y cultura es porque no quiere”

Óscar Rodrigo es mozo de espadas y actualmente ostenta el cargo de vicepresidente de la Asociación Taurina Cultural (A.T.C) de Valdemorillo. Él ha explicado cómo viven las corridas de toros y ha pedido respeto para los profesionales y aficionados taurinos.

728

La Asociación Taurina Cultural (A.T.C.) de Valdemorillo se fundó en el año 2014 con el objetivo de potenciar la dimensión taurina del municipio. Sus miembros entienden la tauromaquia como un arte, como un espectáculo único e inigualable. Defienden la tradición y aseguran que, si los espectáculos taurinos desaparecen, también lo haría la especie del toro de lidia y las dehesas donde se crían. En su perfil de Facebook, cuenta con más de 400 amigos.

ClaveLocal ha entrevistado a Óscar Rodrigo, vicepresidente de la A.T.C. valdemorillense y mozo de espadas, quién ha detallado las claves por las que los toros tienen que permanecen generación tras generación.

ClaveLocal:  ¿Como vivís la fiesta de los toros?

Óscar Rodrigo: Para nosotros, el día que vamos a los toros ya nos levantamos con un sentimiento distinto, los problemas cotidianos los vemos de otra manera y procuramos disfrutar de lo que para nosotros es un espectáculo único. En nuestro pueblo en particular (Valdemorillo), desde que pasan las navidades empezamos a contar los días que faltan para la feria taurina. Creo que sobran las palabras. Es algo único e inigualable que nuestro pueblo sea el epicentro taurino mundial durante los días de feria y que con todo el mundo con el que hablas sobre Valdemorillo sepan de él por albergar  la primera feria taurina del año.

CL: ¿Qué significa para vuestra asociación?

OR: Nuestra asociación se funda con el propósito de dar a conocer tanto las corridas de toros como el lado cultural de las mismas, de ahí su nombre. Para nosotros el futuro de los toros viene ligado a la cultura, quien no vea arte y cultura en este mundo es por que no quiere verlo. Si no, que se echen una vista a la obra de Goya, Velázquez, Picasso y otros tantos personajes del mundo del arte y cultura que defienden a ultranza esta nuestra fiesta.

«Que los antitaurinos nos respeten, al igual que nosotros les respetamos a ellos. Nunca nos vamos a convencer los unos a los otros (…) Primero hay que ser persona y después aficionado o no, pero primero hay que tener valores, y el más importante para mi es el respeto»

CL:¿Por qué creéis que debe permanecer?

OR: El legado que va quedando de generación en generación ni debe ni puede desaparecer. Los toros producen un impacto económico en todos los sectores, siendo el segundo espectáculo de masas de nuestro país con todo lo que conlleva. Hablamos de generación de riqueza, por no decirte que, si no permanecen, desaparecería la especie animal que es el toro bravo. Además, está la cantidad de profesionales taurinos que nos dedicamos a esto y los puestos de trabajo que genera indirectamente desde camiones, porteros , gestoría, imprenta, sanitarios, publicidad y un largo etcétera.

CL: ¿Qué les diríais a todos aquellos que arremeten contra ella?

OR: Que nos respeten, al igual que nosotros les respetamos a ellos. Nunca nos vamos a convencer los unos a los otros. Nosotros somos gente pacifica, ellos no. Ellos entran en la provocación, el insulto y la agresión a gente que paga su localidad para ir a ver un espectáculo legal. Solo hay que entrar en Internet y ver cuántas agresiones hay de taurinos, que son ninguna, y las que hay de los antitaurinos, que son cientos. Se ha llegado al punto de desear la muerte a un niño enfermo, Adrián, que sueña con ser torero, o regodearse de la muerte de mi compañero Víctor Barrio e increpar, insultar y vejar a su viuda y familia. Primero hay que ser persona y después aficionado o no, pero primero hay que tener valores, y el más importante para mí es el respeto.

«La fiesta sobrevivirá siempre que exista emoción, riesgo, pureza y un hombre o mujer dispuesto a jugarse la vida. Si falta cualquiera de estos elementos, entonces si estamos en peligro»

CL: ¿Por qué creéis que hoy en día hay tanta polémica con respecto al mundo de los toros? ¿La sociedad ha evolucionado o ha sido al contrario?

OR: Que el mundo de los toros tiene que evolucionar está claro, pero tiene que hacerlo hacia sus orígenes. La fiesta sobrevivirá siempre que exista emoción, riesgo, pureza y un hombre o mujer dispuesto a jugarse la vida. Si falta cualquiera de estos elementos, entonces sí estamos en peligro.

En cuanto a la polémica, es claramente un tema político. Siempre ha habido aficionados a los toros de todas las tendencias políticas, es más, la escuela taurina de Madrid la fundó el PSOE con Tierno Galván a la cabeza, apoyados por el partido comunista, e incluso se dio una corrida en Madrid para celebrar un acto del partido comunista. Ahora, con estos movimientos antisistema y antitodo lo que huela a España, se ha puesto de moda. Nosotros entendemos que de verdad una persona no pueda ver una corrida de toros porque no le guste o sufra, pero de ahí a este ataque indiscriminado y esta continua agresión no se puede tolerar. A mí personalmente en varias ocasiones, en varios festejos, nos ha tenido que escoltar la Policía o Guardia Civil desde el hotel a la plaza, nos han roto cristales de la furgoneta e incluso agredido.

CL: ¿Qué podéis decirnos de los métodos de protesta qué utilizan los antitaurinos, que en algunos casos llegan a infringir leyes y a poner en riesgo la vida de personas?

OR:  Los pacíficos somos nosotros no ellos. Imaginemos que un grupo reducido y minoritario de aficionados del Real Madrid se manifestaran en la puerta del Camp Nou increpando, insultando etc., el resultado creo que no tengo que decirlo. Ellos interrumpen un espectáculo legal y ponen en riesgo al profesional taurino.  De todas maneras ellos no son tontos, nunca se tiran cuando el toro está vivo, siempre entre toro y toro o al romper el paseíllo.

Por último quiero decir que yo particularmente entiendo que haya gente que no le guste o incluso sufra, pero esta gente son grupos subvencionados y antisistema que odian todo lo que huele a España, tradición y cultura.

CL: ¿Qué consecuencias acarrearía la desaparición de las corridas de toros, tanto para animales, profesionales del sector, aficionados y la sociedad en general?

OR: Como te he comentado antes, la especie desaparecería, el hábitat donde se cría se perdería y  las dehesas se convertirían en urbanizaciones. Estos animales están sujetos a alimentación especial, constantes controles veterinarios y alimentarios. Nadie quiere más al toro bravo que el que lo cría; por eso, el hábitat, la especie, los puestos de trabajo que genera (vaqueros , mayorales, veterinarios, fabricas de pienso y un largo etc.) se verían afectados.

«Si no se diese muerte al toro, la esencia de las corridas desaparecería, por lo tanto no vemos otra alternativa posible»

CL: ¿Qué opináis del peso de la tradición taurina? Además, la fiesta nacional es considerada como Bien de Interés Cultural en la Comunidad de Madrid, ¿qué diríais sobre ello?

OR: Nos parece perfecto porque es una forma de proteger la fiesta.

CL: En España se da muerte al toro, pero en otros lugares no es así. ¿Podría ser esto una alternativa para que la tauromaquia siga en los ruedos? ¿Existe alguna otra?

OR: En países como Portugal, que no se mata, se le apuntilla después en los corrales. Haciendo esto la esencia de las corridas desaparecería, por lo tanto no vemos otra alternativa posible. Ademas, consideramos la muerte del toro como la suerte suprema, que es una de las mas arriesgadas para el torero.

Queríamos destacar que la mayoría de movimientos antitaurinos son siempre por motivos ajenos al animal. Detrás del animalismo hay dos corrientes; la política, como en Cataluña, Galicia etc.; y la económica, ya que prácticamente todos los antitaurinos están subvencionados por empresas que les pagan por manifestarse o por tirarse al ruedo.

Esta entrevista forma parte de un reportaje completo sobre la visión de taurinos y antitaurinos. Para no extender demasiado el artículo y facilitar su lectura, lo hemos fragmentado en tres piezas. Así, junto a esta entrevista, podéis acceder a la introducción y la entrevista completa del representante de la tendencia favorable a la desaparición de los espectáculos taurinos pinchando en los titulares que os ofrecemos a continuación.

SUMARIO:
1. Introducción 
2. Óscar del Castillo, de Gladiadores por la Paz: “La tauromaquia es una tradición caducada”
3. Óscar Rodrigo, de la Asociación Cultural Taurina de Valdemorillo: “Quien no vea arte y cultura es porque no quiere”