Pedro Antonio Magdaleno, un enamorado del automóvil

Pedro Antonio Magdaleno Miramón tiene 59 años. Es vecino de Villanueva del Pardillo de toda la vida y desde los 14 años está vinculado al mundo de la automoción, algo que le apasiona desde niño. Nuestro vecino pide que se reestructuren las aceras de su pueblo porque son muchos los viandantes que se tropiezan y caen.

0
448

Pedro Antonio Magdaleno Miramón nació el 5 septiembre de 1955 en la antigua posada de Villanueva del Pardillo. Su familia es conocida como los pichones. Cuando tan solo tenía 14 años nuestra Voz del Ciudadano de hoy conoció a María Isabel, una guapa pardillana con la que iba al colegio y con la que conoció el amor. Se casaron en 1978. Actualmente, Pedro reside con su mujer en el municipio que le vio nacer. Tiene dos hijos y dos nietos, que son la locura de la casa.

Nuestro vecino es militante del partido socialista. En las primeras elecciones democráticas, gobernó su partido en el pueblo y él fue concejal de Educación. Años más tarde, también fue conceja;l pero, esta vez, de la oposición. Tras dejar sus estudios, Pedro hizo la mili durante 15 meses en la base aérea de Getafe. Cuando regresó a su pueblo, trabajó en dos talleres de coche de la zona, hasta que en el año 79 decidió formar su propio negocio. Los dos primeros años el trabajo se realizaba en una nave que le dejaron sus primos paternos, a los que está muy agradecido. No fue hasta el año 81 cuando Pedro se trasladó al espacio localizado en la M-509, donde 33 años después sigue arreglando y reparando automóviles.

El taller de nuestro vecino es un negocio familiar. En él trabajan sus dos hijos, su hermano y tres sobrinos. En total, son 12 operarios. Pedro nos cuenta que su empresa, como casi todas, ha notado la crisis y explica que la entrada de coches ha disminuido en un 6%. Asimismo, desvela que los automóviles que más reparan son Volkswagen, ya que su taller presta servicio oficial de esta marca. Los clientes de Pedro demandan sus servicios sobre todo para realizar distribuciones y para reparar averías complejas, que otros talleres libres no detectan. La Voz del Ciudadano asegura que ahora, y por la situación económica, los clientes “hacen al coche lo justo y necesario”.

Lo que más le gusta y lo que menos de Villanueva del Pardillo

Nuestro vecino se define como un hombre claro y sincero. Asegura que no le gusta la mentira y que quizá es un poco cabezón,  porque siempre quiere llevar razón. Entre sus aficiones destaca la lectura, la música, los toros y el baile, un hobby que a sus 55 años continúa practicando. De su pueblo, Villanueva del Pardillo, destaca la localización cercana a la capital y el edificio emblemático de la Casona, única construcción pardillana superviviente a la Guerra Civil.

Pedro también ha aprovechado para pedir más limpieza en parques y jardines y la reestructuración de las aceras, ya que son muchos los vecinos que tropiezan y caen. Asimismo, ha exigido que se potencien más las fiestas locales porque, aunque no haya dinero, no pueden perderse, y la eliminación del autobús gratuito que une el municipio con el centro comercial Gran Plaza 2, porque este servicio, en su opinión, solo atenta contra el comercio local.

En unos años, a Pedro le gustaría jubilarse con su taller de coches y envejecer en el municipio donde ha crecido. Como curiosidad, nos cuenta que tiene una lista con todos los motes del pueblo, algo que le dio su amigo Santiago antes de irse a vivir a Villanueva de la Cañada.

Si quieres escuchar las declaraciones de nuestro vecino de su propia voz, pincha aquí:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here