Preparados de plantas medicinales de nuestro entorno para prevenir resfriados y gripes

Cristina, de la Asociación Deverde de El Escorial, ha desvelado a ClaveLocal cuáles son las plantas medicinales de nuestro entorno que debemos consumir para prevenir el catarro y la gripe. Además nos indica paso a paso su elaboración en infusiones o té.

240
Preparados de plantas medicinales de nuestro entorno para prevenir resfriados y gripes.

El otoño y el invierno son épocas del año propicias para catarros o resfriados y gripe. Dichos procesos son infecciones que, aunque comparten ciertas características, son enfermedades diferentes. En ambos casos, podemos prevenirlas teniendo un sistema inmunológico preparado, por lo que la ingesta de vitaminas debería incrementarse con zumos y verduras ricas en vitamina C. 

Cristina, de la Asociación Deverde de El Escorial, ha desvelado a ClaveLocal cuáles son las plantas medicinales de nuestros entorno que debemos consumir para prevenir precisamente estas dos afecciones. Además, nos indica paso a paso su elaboración en infusiones o té.

El escaramujo puede utilizarse para bajar la fiebre

escaramujo okEn primer lugar, ha destacado el escaramujo, una planta con gran cantidad de vitamina C. También se conoce como rosal silvestre o tapaculos. Sus frutos se caracterizan por un color rojo vivo o anaranjado y forma ovoide. Esta planta contiene cantidades pequeñas de hierro y por ello es antianémica y también febrífuga, por lo que puede utilizarse para bajar la fiebre. Además, es eficaz para atenuar o mejorar los síntomas que acompañan tanto al resfriado como a la gripe. La experta ha aconsejado preparar el té de escaramujo con 1/4 litro de agua, 2 cucharadas de escaramujo y 1 cucharadita de miel, azúcar moreno o estevia.

Para prepararlo, vertemos las dos cucharadas de escaramujo y una taza de agua en un cazo hasta que rompa a hervir. Posteriormente, apartamos del fuego, tapamos y dejamos reposar durante 10 minutos.  Una vez hecho, se cuela y, cuando esté tibio, ya podremos tomarlo. Si se quiere endulzar, agregamos una cucharadita de miel, azúcar moreno o una puntita de estevia. Podemos tomar este preparado hasta tres veces al día.

El tomillo alivia el exceso de mucosidad

Otra de las plantas medicinales de nuestra sierra noroeste es el tomillo, una especia que crece en zonas soleadas y secas. Según Cristina, es un estimulante del sistema inmunológico, antibiótico,  antiséptico, antiasmático y balsámico. Ayuda a mejorar las afecciones de garganta y es muy eficaz contra la gripe gracias al timol, una sustancia antifúngica eficaz para combatir todo tipo de infección, incluso la tos.

tomillo ok

Sus propiedades expectorantes también alivian el exceso de mucosidad y reducen los espasmos bronquiales. Por su efecto calmante, controla los escalofríos y baja la fiebre. Para preparar una infusión de tomillo, necesitaremos 1 taza de agua hirviendo, 2 cucharaditas de tomillo fresco o 1 cucharadita de seco, 1 cucharadita de miel o propóleo y unas gotitas de limón.

El primer paso es echar las cucharaditas de tomillo en una taza de agua hirviendo. Podemos endulzar la infusión con propóleo o miel y, para potenciar sus propiedades, añadir unas gotas de limón fresco. Es recomendable beberlo caliente.

La hojas de menta son analgésicas

Por último, Cristina ha destacado la menta, una planta que crece en arroyos y riachuelos. Antiguamente era una especie medicinal muy apreciada y utilizada por sus cualidades terapéuticas para tratar dolencias del aparato respiratorio, digestivo o de la piel. La parte que se utilizada con estos fines es la hoja, por tener mayor contenido de principios activos.

menta-ok

La menta destaca por sus propiedades expectorantes, antiinflamatoria, antigripal, antiséptica, antibacteriana, analgésica, mucolítica, antitusiva y descongestiva de las vías respiratorias. Para preparar la infusión, necesitamos un litro de agua hirviendo y unos 20 o 30 gramos de hojas frescas (por litro). No se aconseja consumir más de tres tazas al día, repartidas en mañana, tarde y noche.

Otra receta que nos recomienda la experta es mezclar la menta con flores de sauco para potenciar la bajada de la fiebre. No se pueden consumir más de tres tazas de esta infusión.

Cristina ha subrayado que las personas alérgicas o intolerantes deben consultar con profesionales médicos la ingesta de estos preparados. Igualmente, ha indicado que no se deben administrar a mujeres embarazadas ni menores.