El psicólogo Sergio Gª Soriano: «Tres de cada diez trabajadores sufrirá síndrome posvacacional»

Se acaba el verano y vuelve la rutina. Muchos trabajadores afrontan esta etapa con falta de ilusión y tristeza, lo que conocemos como síndrome posvacacional. ClaveLocal ha entrevistado al psicólogo gurriato Sergio García Soriano para conocer más en profundidad este fenómeno.

0
118

Mañana arranca el mes de septiembre y muchos trabajadores dirán adiós al ocio vacacional para dar la bienvenida a la rutina laboral. Para muchos, el verano es tiempo para reponer pilas y reincorporarse con ánimo al trabajo hasta Navidad; pero, para otros, esta vuelta supone un gran estrés, el llamado síndrome posvacacional. 

Según los expertos, este síndrome es la sensación de falta de motivación e incluso tristeza por volver al trabajo después de un periodo de descanso. Se trata de una ruptura en el proceso de adaptación o transición entre el tiempo de asueto típico de las vacaciones y la vuelta a la rutina laboral. En España, este fenómeno es más habitual tras el verano, ya que es en estos meses estivales donde se concentra el grueso del descanso laboral.

El psicólogo Sergio García Soriano,  vecino de San Lorenzo de El Escorial y especialista en Familia y Clínica, ha dado las claves a ClaveLocal para conocer el síndrome posvacacional. Además, el experto ha desvelado algunos puntos clave para intentar afrontarlo.

ClaveLocal: ¿Qué es el síndrome posvacacional? ¿Por qué se produce?

Sergio Garcia: Se produce porque queremos alargar la etapa vacacional y da pereza volver a comenzar. Nuestros recursos atencionales han salido de la rutina y ahora toca volver sobre los mismos temas del curso anterior.

CL: ¿Qué causas influyen y cuáles son los efectos?

SG: La causa es principalmente el final del verano y de la etapa vacacional bajo un prisma de breve nostalgia. Los efectos más característicos son la pereza, desconcentración y letargo atencional.

«El síndrome posvacacional dura unos 15 días aunque puede alargarse hasta un mes. El perfil de las personas que lo padecen es abierto, aunque es más probable en aquellas que son más nostálgicas»

CL: ¿Sería correcto hablar de depresión?

SG: No, nunca. La depresión tiene características más consistentes. Sí que sucede que, en ocasiones, un síndrome posvacacional permanente se puede convertir o puede ser un signo de depresión.

CL: ¿A quién le ocurre? 

SG: Le puede ocurrir a cualquier persona, generalmente a aquellas que tienen más predisposición a la nostalgia o a mirar el pasado.

CL¿Cuánto tiempo dura?

SG: Unos 15 días aproximadamente y puede llegar hasta un mes. 

CL: ¿Cuál es el perfil de personas que suelen padecer este síndrome? ¿Hay algunas más propensas que otras?

SG: El perfil es abierto. Puede ocurrirles a todos aquellos que están desarrollando su etapa laboral y han tenido un tiempo de desconexión ahora en agosto. Posiblemente esas personas son más proclives a expresarlo.

«Para prevenir este síndrome se debe tener una vida rica en aficiones. Es aconsejable irse de vacaciones o realizar viajes de fin de semana durante el periodo lectivo»

CL: ¿Qué porcentaje de la población puede llegar a padecer este trastorno? 

SG: Según las estimaciones, 3 de cada 10 trabajadores lo sufrirá.

CL: ¿Qué síntomas lo caracterizan?

SG: Los principales síntomas son enlentecimiento mental, desconcentración, hipersomnia, nerviosismo generalizado.

CL: ¿Cómo podemos prevenirlo? ¿Podría darnos las claves para afrontarlo?

SG: Para prevenir este síndrome se debe tener una vida rica en aficiones. Además, hay que intentar no pensar que las vacaciones son el punto final del periodo laboral. Es aconsejable irse de vacaciones o viajes de fin de semana durante el periodo lectivo y hay que evitar pensar en recordar temas del pasado y pensar más en que cada día me enfrento al futuro. Es importante contar con un terapeuta con el que poder hablar estas cosas y evitar la nostalgia.