My Weblog: kutahya web tasarim umraniye elektrikci uskudar elektrikci umraniye elektrikci istanbul elektrikci satis egitimi cekmekoy elektrikci uskudar kornis montaj umraniye kornis montaj atasehir elektrikci beykoz elektrikci

Ricardo Centeno González, más conocido como ‘Richi’, nació el 11 de mayo de 1974 en Madrid, lugar en el que aún sigue residiendo. Nuestra Voz del Ciudadano de hoy está muy vinculado al municipio de Villanueva de la Cañada, ya que lleva practicando baloncesto en el club villanovense 20 años, desde los inicios del mismo.

Richi está recién casado y, por el momento, no tiene hijos. Él se define como un hombre deportista y alegre aunque demasiado perfeccionista. Entre sus hobbies está jugar al baloncesto, un deporte en el que se inició en su colegio con tan solo 10 años.

Nuestro vecino ha sido capitán del primer equipo del Club Baloncesto Villanueva de la Cañada y ha jugado como base/escolta. Esta temporada ha apostado por emprender una nueva etapa convirtiéndose en entrenador del equipo Junior, chavales de entre 16 y 17 años con los que entrena cuatro horas a la semana. “Es una experiencia muy gratificante”, ha asegurado a nuestros micrófonos.

Voluntario de un proyecto solidario en Guinea Bissau

Richi es licenciado en Ingeniería Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid y actualmente trabaja en una empresa de productos lácteos. La solidaridad de su mujer y su inquietud por saber cómo se vive en África ha llevado a Richi a viajar este mes de febrero hasta Guinea Bissau de la mano de la Fundación Infancia. El viaje, según cuenta, le ha cambiado la vida. La experiencia, de solo 8 días, le ha hecho valorar las pequeñas cosas del día a día que son insignificantes en la sociedad actual. “Comer tres veces al día es un regalo. Allí los que comen lo hacen solo una vez”, ha manifestado. Además, ha explicado que, a pesar de la escasez, la gente allí vive feliz.

Gracias a la solidaridad de Richi, su mujer y los vecinos de Villanueva de la Cañada, los niños africanos de las escuelas más pobres recibieron material escolar. Además, pudieron entregar alimentos en un Centro de Recuperación Nutricional para los menores desnutridos. Esto fue posible gracias a los 210 euros que se recaudaron con la venta de libros de cuentos en el Torneo de Navidad XVII Memorial Pepe Domínguez.

Richi y su esposa seguirán colaborando con la Fundación Infancia y sus proyectos en el país africano. De hecho, ya han conseguido 38 apadrinamientos entre familiares y amigos para garantizar la escolarización de los pequeños y a la vez ayudarles a comer, al menos, una vez al día. En un futuro, nuestro vecino no descarta mudarse de manera definitiva al municipio de Villanueva de la Cañada, un pueblo del que ha destacado su calidad de vida.  Si deseas escuchar las declaraciones de nuestro vecino de su propia voz, pincha aquí: