Roberto de la Cruz es educador ambiental y fundador de la Asociación Deverde de El Escorial

Roberto de la Cruz es ingeniero forestal y un apasionado del medio ambiente y la naturaleza. Su vocación le ha llevado a formar la Asociación Deverde junto a su vecina y amiga Cristina para dar a conocer el patrimonio natural e histórico de la zona oeste de Madrid.

160
Roberto de la Cruz es educador ambiental y fundador de la Asociación Deverde de El Escorial

Roberto de la Cruz de la Villa nació el 15 de mayo de 1977 en Madrid pero se crió a caballo entre la capital y el pueblo materno ubicado en Segovia. Desde hace 8 años, es vecino de El Escorial. Nuestra Voz del Ciudadano de hoy está casado y tiene dos niños de 2 y 4 años.

Nuestro vecino es ingeniero forestal por la Universidad Politécnica de Madrid. Ha trabajado en el Arboreto Luis Ceballos de San Lorenzo de El Escorial durante 9 años, primero como educador y posteriormente como coordinador. Desde hace 3 años, se dedica en cuerpo y alma a la asociación escurialense Deverde, que fundó con su vecina y amiga Cristina con el objetivo de poner en valor el patrimonio natural e histórico de la zona en la que reside.

Entre las aficiones de Roberto, está todo lo relacionado con la naturaleza y el aire libre. Asegura que, en cuanto tiene un hueco, sale con su familia a disfrutar del paisaje, la tierra, los árboles y los animales. Él se define como un hombre constante, perseverante y un apasionado de su trabajo, aunque algo cabezota a veces.

La Asociación Deverde trabaja con los municipios de El Escorial, San Lorenzo de El Escorial, Villanueva del Pardillo y Valdemorillo, entre otras localidades. Su principal cometido es organizar actividades en el entorno, la sierra oeste, para dar a conocer la riqueza de la zona. “El Monasterio eclipsa a los turistas pero estos pueblos tienen lugares y parajes naturales con un valor incalculable y con una historia que la gente desconoce”, ha asegurado Roberto.

Entre las diferentes actividades que ponen en marcha, se encuentran las visitas teatralizadas por San Lorenzo de El Escorial que realizan con los escolares del municipio para que conozcan la historia de su pueblo. Además, están inmersos en una actividad de conciliación e igualdad vinculado a la Mancomunidad Sierra Oeste. En este sentido, organizan diferentes actos en familia para integrar a mayores y pequeños. Su trabajo sigumás allá e incluso ha firmado un convenio con Renfe para ofertar a los pasajeros de Cercanías un amplio programa de actividades para desarrollar a su llegada a El Escorial. Igualmente, con el Ayuntamiento de Valdemorillo están trabajando para la creación de una ruta audioguiada desde el municipio hasta la ermita de Valmayor.

Lo que más le gusta de su municipio es el entorno y ha elegido la Casita de El Príncipe como uno de los lugares más bonitos de su pueblo. Desde su humilde punto de vista, cree que habría que mejorar y concienciarse del valor que tiene “nuestro Escorial” para explotarlo de una manera más óptima. Si deseas escuchar las declaraciones de nuestro vecino de su propia voz, pincha aquí.

Compartir