Rosa Jiménez, directora de la Escuela Infantil Las Meninas de Valdemorillo

Esta oropesana de nacimiento y hoyense de adopción está unida a Valdemorillo por cuestiones algo más que laborales, ya que en este pueblo tiene la oportunidad de trabajar en lo que le gusta, en el campo de la educación y la docencia, aunque surjan problemas y sea incapaz de olvidarlos cuando llega a casa.

441

Rosa Jiménez Nava nació el 12 de septiembre de 1963 en Oropesa (Toledo). En este municipio se crio junto a sus padres y sus dos hermanos. Nuestra Voz del Ciudadano de hoy estuvo interna en un colegio hasta los 17 años, que fue cuando se mudó a Madrid para estudiar COU. En su pueblo, conoció al que ahora es su marido, Ángel Luis, con el que comparte su vida desde hace 32 años. Nuestra vecina y su marido tienen dos hijas en común de 31 y 25 años.

Tras licenciarse en Magisterio de Educación Primaria por la Universidad Cardenal Cisneros de Alcalá de Henares y obtener el título de profesora de Educación Infantil de la UNED, Rosa empezó a vivir en Villalba. Tras tres años en esta localidad, se trasladó a La Berzosa, en Hoyo de Manzanares, lugar en el que lleva residiendo 22 años. Ahora vive sola con su marido porque sus pequeñas ya se han independizado.

Nuestra vecina es directora desde hace seis años de la Escuela Infantil Las Meninas de Valdemorillo. Anterior a este puesto laboral, ella trabajaba en una escuela similar en Torrelodones. Rosa se considera una privilegiada por haber podido dedicarse durante 29 años a lo que le gusta, que es la educación y la docencia. A Rosa también le apasiona la equitación, deporte que practica todos los fines de semana. Nuestra Voz del Ciudadano se define como una persona humilde y trabajadora  y “con mucho ímpetu” asegura, aunque nos ha desvelado que tiene que cambiar, o al menos intentar, no llevarse los problemas del trabajo a casa.

La Escuela Infantil Las Meninas presta servicio a 8 niños de 0 a 3 años. Son vecinos de Valdemorillo, de Navalagamella y también de Fresnedillas de la Oliva, dos pueblos vecinos. Nos cuenta que los padres que deciden llevar a sus hijos, tan pequeños, a un centro de estas características es porque tienen que incorporarse al mundo laboral. “El objetivo de estas escuelas es facilitar la conciliación laboral y familiar a la sociedad”, subraya.

Coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos del Niño, que se conmemora hoy, nuestra vecina aprovechó para pedir a la Comunidad de Madrid que no se demore tanto en la aportación de las Rentas Mínimas de Reinserción (RMI) porque “hay familias que realmente las necesitan para satisfacer las necesidades básicas de sus hijos”, al tiempo que pidió a los poderes públicos más ayudas para comedor porque las que hay son “muy pequeñas”, ha lamentado.

En relación a la natalidad en Valdemorillo, Rosa nos ha desvelado que ella, como directora, aprecia que está creciendo poco a poco, y ejemplificó esto adelantando a nuestros micrófonos la apertura el próximo mes de enero de una nueva clase para niños de 0 a 1 años, debido a la elevada demanda. Del pueblo en el que trabaja resalta la personalidad de sus vecinos, “son todos muy buenos y humildes” relata y se ha quejado de las escasas plazas de aparcamiento en el centro urbano.

Si quieres escuchar las declaraciones de nuestra vecina de su propia voz, pincha aquí: