Se analiza el agua de Valdemorillo y se comprueba que es idónea para el consumo humano

Expertos han comprobado que el suministro de agua que llega a los vecinos de Valdemorillo por la red de distribución es idóneo para el consumo humano. Las muestras de agua se han llevado a cabo en los 18 puntos que se reparten por las urbanizaciones y el casco urbano.

129

Coincidiendo con la charla-coloquio que se ha organizado en Valdemorillo sobre la calidad del agua, se ha analizado el suministro que llega a los vecinos por la red de distribución y se ha comprobado su idoneidad para el consumo humano. Juan Carlos Ramos, director de operaciones de la empresa EZSA, especializada en sanidad ambiental y encargada de los muestreos de agua en el municipio desde 2012, ha confirmado el resultado teniendo en cuenta las diferentes comprobaciones que se practican en los dieciocho puntos establecidos en el pueblo. De ellos 15 se localizan en las urbanizaciones del término y tres en el casco urbano, en concreto, en el colegio Juan Falcó, el polideportivo Eras Cerradas y una fuente existente en el parque público cercano al pabellón de fiestas.

Además de analizarse el agua conforme a lo dispuesto en el Real Decreto 140/2003, el Ayuntamiento de Valdemorillo ha solicitado también un informe sobre presencia de metales con el objetivo de detectar los posibles porcentajes de plomo o hierro, entre otros. El Ayuntamiento en un comunicado, ha insistido en que todos los análisis practicados al agua que corre por la red de distribución local tienen resultado positivo. En este sentido, ha explicado que los análisis se realizan con carácter periódico en los numerosos puntos de toma de muestras que se distribuyen por el municipio de modo aleatorio, localizándose por lo general en fuentes de consumo ornamental, casetas de vigilancia y otro tipo de instalaciones siempre de utilidad pública.

Durante el encuentro se aportaron recomendaciones a tener en cuenta para prevenir la presencia de legionella o, en general, de bacterias en las viviendas de la localidad. Por ejemplo, en situaciones de inmuebles cerrados durante largas temporadas es aconsejable dejar correr el agua durante unos diez minutos o desinfectar con lavado con lejía. También es buen subir al máximo la temperatura en los acumuladores, de modo que puedan limpiarse de residuos arrastrados por las tuberías.

Compartir