Se desmantela en la sierra noroeste un grupo organizado en robo de joyas mediante abrazos

Como resultado de la operación 'Malabrazo', cinco personas de origen rumano han sido detenidas por robo con violencia y hurto de joyas hasta en 34 ocasiones diferentes. La banda actuaba en la sierra noroeste de la Comunidad de Madrid y en las provincias de Ávila y Segovia.

134
Se desmantela en la sierra noroeste un grupo organizado en robo de joyas mediante abrazos.

La Guardia Civil de San Lorenzo de El Escorial ha logrado desmantelar a un grupo de cinco personas especializado en la técnica del abrazo. A los delincuentes se les imputa un total de 34 delitos de robo con violencia y hurto de joyas cometidos en municipios de la sierra noroeste de Madrid y en las provincias de Ávila y Segovia.

La investigación de la operación ‘Malabrazo’ se inició el pasado mes de agosto, cuando los agentes gurriatos detectaron un incremento de denuncias en la zona con el mismo modus operandi. La técnica del abrazo consiste en el robo de joyas mediante una falsa muestra de aprecio, agradecimiento e incluso ofrecimiento sexual. En algunos casos, se ha empleado la violencia si ha sido necesario.

Según ha explicado la Guardia Civil en un comunicado, los hombres del grupo eran los encargados de seleccionar a las posibles víctimas. Normalmente lo hacían a las puertas de las iglesias utilizando la coartada de la mendicidad. Por su parte, las mujeres actuaban como las ejecutoras materiales de los robos. Las víctimas han sido, en su mayoría, personas mayores. 

Los agentes lograron identificar a una de las mujeres residente en la localidad madrileña de Cenicientos y, gracias a esto, dieron con la totalidad de los miembros de la banda. La semana pasada se les detuvo en sus domicilios de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa.

Los detenidos son tres hombres y dos mujeres de origen rumano con edades comprendidas entre los 17 y los 61 años. Según las estimaciones, el valor económico de las joyas robadas puede superar los 200.000 euros. Los cinco miembros del grupo organizado ya están en prisión.