Se inicia la cuenta atrás para apuntarse a los campamentos urbanos de verano en Valdemorillo

A partir del sábado 6 de mayo, se abre el plazo de inscripción a estas vacaciones veraniegas dirigidas a niños con edades comprendidas entre 3 y 12 años que tienen su sede central en el colegio público Juan Falcó, pero contemplan excursiones culturales, de ocio, deportivas...

49

Con un total de 1.350 plazas, los campamentos urbanos de Valdemorillo se despliegan desde el 23 de junio hasta el mes de septiembre. Están organizados por semana, en horario general de 9:00 a 14:00 horas, y los grupos de niños se distribuyen según su edad. El plazo para apuntar a los menores de 3 a 12 años de edad comienza el sábado 6 de mayo a las 10:00 horas en la Casa de la Juventud. Para más información, hay que dirigirse al propio centro juvenil o llamar al teléfono 91 899 02 70.

El precio por semana es de 35 euros para empadronados, a los que se descontará un 10% en el caso de poseer el título de familia numerosa. No obstante, es posible comenzar a las 7:00 horas (con desayuno incluido) por 12,50 euros más y optar al servicio de comedor con extensión de horario hasta las 16:00 horas si añadimos la cantidad de 24,50 euros.

Valdemorillo_CampamentoUrba

Las actividades cotidianas se desarrollan en las instalaciones del colegio público Juan Falcó, aunque están programadas diversas salidas de carácter lúdico y cultural. Por tanto, cada semana, los pequeños disfrutarán de excursiones al centro sanlorentino Insectpark o al Museo del Aire, entre otras. También habrá juegos deportivos, gymkhanas, escalada, tiro con arco, talleres de cocina y manualidades, y muchos días de piscina.

Monitores especializados y titulados por la Comunidad de Madrid se harán cargo de dichas propuestas, en las que se suministrará a los niños todo el material necesario sin coste alguno. A lo largo de cada período semanal se trabajarán aspectos tan diversos como el medio ambiente, la seguridad vial y la alimentación saludable, así como los valores de la amistad, la cooperación y el compañerismo.

Compartir