Un bosque de hayas escondido en los pinares del Monte Abantos sanlorentino

Para los amantes de la naturaleza y el deporte , hemos seleccionado una ruta de senderismo en el pueblo vecino de San Lorenzo de El Escorial en la que descubriremos una de las joyas ecológicas que tenemos en nuestro entorno y que a mediados de otoño, con sus múltiples tonalidades de ocres, rojos y amarillos, se vuelve completamente irresistible.

3053

El Hayedo de Montejo en el municipio de Montejo de la Sierra, con sus 250 hectáreas de hayas, es el más popular en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, debido precisamente a esa popularidad, su conservación exige aplicar restricciones a las visitas y contar con acreditación para visitarlo. Sin ese tipo de condicionamientos y mucho más cerca, en la sierra noroeste de la región tenemos una joya natural escondida entre pinares.

Se trata del bosque de hayas del Monte Abantos de San Lorenzo de El Escorial. Son árboles procedentes de una replantación del siglo pasado que han logrado adaptarse y prosperar a pesar del ganado vacuno de la zona y que han sembrado el camino de árboles jóvenes. Podemos encontrar estos ejemplares, cuya cifra se sitúa por debajo del centenar, en el camino que sube hasta el Puerto de Malagón, conocido como el Camino de los Gallegos, en el que también localizaremos alerces con sus características ramas colgantes.

Vista de el Monte Abantos desde San Lorenzo de El Escorial. Autor: Benjamín Núñez González.
Vista de el Monte Abantos desde San Lorenzo de El Escorial. Autor: Benjamín Núñez González.

Estos núcleos se hallan flanqueados por extensos pinares de pinos resineros y silvestres. Todo el arbolado procede de la repoblación que comenzó en 1870 de la mano de la Escuela de Ingenieros de Montes, cuando fijaron su sede en la villa de San Lorenzo de El Escorial. La mejor época para visitar el Monte Abantos y realizar la ruta que parte del Euroforum de Felipe II es a mediados de otoño, entre finales de octubre y principios de noviembre, siempre en función de las condiciones meteorológicas. Hay que buscar un día sin lluvia y estar bien equipado con abrigo y calzado cómodo.

En esta estación, la variedad cromática y la intensa gama de dorados que bañan el Monte nos resultará mágica y de irresistible belleza, sobre todo en los árboles de hoja caduca, como el haya o el alerce. Disfrutaremos de un paseo repleto de tonalidades ocres, rojas y amarillas al lado de casa con extraordinario valor ambiental. Podemos parar a contemplar el Arboreto de Luis Ceballos en la carretera del Monte Abantos s/n (Tfno.: 91 898 21 32) y el patrimonio cultural del propio San Lorenzo de El Escorial.