Urge erradicar la plaga de ratas y termitas en la Guardia Civil de Galapagar

La Defensora del Pueblo sugiere al Ministerio del Interior y a la Dirección General de la Guardia Civil que adopten con carácter urgente las medidas necesarias para erradicar la plaga de ratas y termitas detectada en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Galapagar.

137
Rata cazada el pasado noviembre por los agentes del cuartel de Pinto. Fuente: Asociación Unificada de Guardias Civiles.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Madrid denunció en el mes de noviembre la existencia de ratas en los cuarteles de Pinto, Arganda del Rey y Galapagar. La queja fue aceptada por la oficina del Defensor del Pueblo con fecha 5 de diciembre de 2016.

En su informe, la titular de esta institución, Soledad Becerril, expone que ha tenido conocimiento de la aparición en las últimas semanas de roedores e insectos en distintos acuartelamientos de la Guardia Civil de la Comunidad de Madrid. Según parece, en las instalaciones de Pinto y Arganda del Rey se han detectado ratas desde este verano y, en el cuartel de Galapagar, además de roedores, existen termitas desde hace más tiempo. 

En los dos primeros, prosigue el informe, las ratas deambulan por distintas estancias, incluso por la zona de atención al público y el área de vestuarios de los guardias. Respecto a las termitas en Galapagar, y pese a haberse desinsectado las instalaciones, el problema persiste unido a la deficiente situación de los marcos de puertas y ventanas.

Solicitan a Interior una actuación urgente

La Defensora del Pueblo ha resuelto iniciar con carácter de oficio las actuaciones previstas en el artículo 9.1 de la Ley Orgánica 3/1981, de 6 de abril. De esta manera, sugiere al Ministerio del Interior y a la Dirección General de la Guardia Civil para que adopten con carácter urgente las medidas necesarias para erradicar la plaga de ratas y termitas detectada en el acuartelamiento galapagueño. Además, reclaman que se acondicionen y mejoren las instalaciones que se encuentren en un estado deficiente.

Desde AUGC, han celebrado el interés tomado por la Defensora del Pueblo en este asunto. Al tiempo, lamentan el continuado desprecio que la Dirección General demuestra ante las reiteradas demandas de la asociación en relación a las instalaciones y medios con los que se ven obligados a trabajar los guardias civiles.

Compartir