Viorel Badea: “Ser residente en un país no significa negar tus raíces”

El senador del Partido Nacional Liberal de Rumanía y vicepresidente de la Comisión Parlamentaria del Senado para los Rumanos de la Diáspora es un visitante veterano de nuestro país. En los últimos 7 años, ha recorrido casi toda la geografía nacional escuchando a la comunidad rumana y entrevistándose con políticos e instituciones para estrechar lazos de cooperación entre ambos países.

407
De izquierda a derecha, Viorel Badea, senador y vicepresidente de la Comisión para los rumanos de la Diáspora, y Marius Ioan, presidente del PNL de la Diáspora en España.

Previamente al Encuentro España-Rumanía celebrado durante la tarde de ayer viernes en el centro cultural Aniceto Marinas de Brunete, el senador del Partido Nacional Liberal (PNL) y vicepresidente de la Comisión Parlamentaria del Senado para los Rumanos de la Diáspora, Viorel Badea, concedía una entrevista a ClaveLocal.com para compartir con nuestros lectores la realidad del emigrante rumano.

El PNL es un partido de centro derecha y miembro del Partido Popular Europeo (PPE). Su senador Viorel Badea impulsaba la iniciativa de crear la Comisión de la Diáspora en 2010, cuando el PNL tenía la mayoría en el Parlamento. Badea lleva viniendo a España desde 2009 de forma constante y ha visitado casi todas las comunidades autónomas y muchos de los municipios nacionales. En Brunete, con la de ayer contabiliza dos visitas, además de haber estado en San Lorenzo de El Escorial en otra ocasión.

ClaveLocal: ¿Sabría decirme qué porcentaje de la población rumana es emigrante?

Viorel Badea: Hay una población de 20 millones de ciudadanos rumanos en Rumanía, de los cuales cuatro millones viven fuera del país. Además, hay otros seis millones de personas de origen rumana pero sin la nacionalidad rumana que también viven fuera.

CL: ¿Cuáles son sus destinos habituales?

VB: En Europa occidental, los destinos más habituales son España e Italia, pero también Reino Unido, Francia, Alemania, Austria e Irlanda, mientras que en Europa del Este acuden a Moldavia, Ucrania y Serbia. En España, mayoritariamente acuden a la Comunidad de Madrid, aunque también hay población rumana en Cataluña y Andalucía.

CL: En España ¿cuántos inmigrantes rumanos hay registrados?

VB: De nuestras informaciones recibidas tanto de las iglesias como de la comunidad rumana, podemos decir que han llegado a recalar en España cerca de 800.000 rumanos; pero la situación económica del país y la crisis ha desplazado a buena parte hacia otros países como Reino Unido, Irlanda, Alemania, Austria, Suecia y Noruega.

CL: ¿Cuál es el perfil más típico de las personas que salen del país?

VB: Una parte importante de los rumanos que salen del país busca una mejoría de su calidad de vida, prosperidad. El perfil del emigrante rumano es de pequeños empresarios, gente con arrojo para ‘buscarse la vida’ y profesionales bien preparados que salen del país con la idea de mejorar su situación económica y regresar posteriormente. Muchas personas salen por un año y se quedan 14-15 o se mantienen en el país de destino. Más del 70% quiere volver pero es complejo devolver a Rumanía a los niños y adolescentes que han crecido fuera y establecido sus propias redes de amigos. Su vuelta podría generar un desarraigo bastante grande.

«La comunidad rumana lleva consigo un fuerte respeto a la familia, a la identidad de cultura europea y a la espiritualidad de la iglesia ortodoxa»

CL: ¿Cuál es la mejor manera de lograr una plena integración?

VB: La integración se puede realizar de dos formas, a través de la iglesia y de las asociaciones. Ambas cuestiones necesitan el apoyo de las autoridades locales. La mejor herramienta para la integración es la educación, la escuela. El Gobierno rumano tien firmado un convenio con el Gobierno español para poner a disposición de las autoridades rumanas espacios en los centros educativos donde se enseña historia, tradiciones e idioma rumano.

Ser residente en un país no significa perder sus raíces, es un error. Conservar el patrimonio cultural es esencial y potenciar el bilingüismo. Los niños aprenden en el colegio el castellano y en casa se conserva el rumano, de modo que tienen acceso a las dos culturas.

CL: ¿Podría decirnos cuáles son las principales aportaciones de la comunidad rumana para España y la sociedad española? ¿Y viceversa?

VB: La comunidad rumana lleva consigo un fuerte respeto a la familia, a la identidad de cultura europea y a la espiritualidad. Además, realiza una contribución importante a la profesionalización del trabajo al exportar profesionales cualificados.

Por otra parte, nosotros estamos interesados en que las grandes compañías españolas inviertan en Rumanía. Al mismo tiempo, pretendemos que se extienda la cultura española por nuestro país, promoviendo y dando a conocer la historia que convirtió a España en un gran imperio siendo también de los primeros exploradores del mundo. También quiero destacar que España ha sabido implementar políticas de integración de éxito mucho mejor que otros países.

Viorel Badea ha llegado  a España procedente de Londres en la jornada de ayer, viernes, y deja nuestro país el próximo lunes. Pero antes, ha querido enviar un mensaje a los ciudadanos rumanos vecinos de nuestras poblaciones. Marius Ioan, presidente del PNL de la Diáspora en España y con residencia en Madrid, acompañaba al senador y ha tenido la amabilidad de hacer de intérprete durante la entrevista. Así, tras el vídeo que vais a ver a continuación, para nuestros lectores de lengua castellana, os dejamos un breve resumen del mensaje que vais a escuchar:

«Espero que los rumanos residentes en España se involucren mucho más en la política de Rumanía y, por ende, en las elecciones parlamentarias que se celebran este año, pero también en la política de España. Espero igualmente que haya una mayor colaboración y comunicación entre los parlamentarios rumanos de la diáspora, como soy yo, y la comunidad rumana de España»